Blog

¿Es Ambar o resina copal?

Recientemente recibimos para examinar en nuestro laboratorio un collar de cuentas de color amarillo anaranjado que aparentemente era de ámbar. Estas cuentas tenían el problema de que se fracturaban muy fácilmente. El cliente quería saber si en realidad era ámbar y por qué se partía tan fácilmente.

Puesto que, una observación con microscopio reveló que tenía insectos incluidos y burbujas tanto esféricas como alargadas, la primera impresión que recibimos es que se trataba de un material natural. Lo que nos indujo a cuestionar la naturaleza del material fue la posibilidad de que se tratara de uno de los materiales que se le parecen mucho y que se suelen emplear para imitarlo; la resina copal o el ámbar prensado, también llamado ambroide, son las dos imitaciones más comunes y que presentan en algunos casos dificultad para ser diferenciados.

El ámbar es una resina de pino endurecida por el tiempo, sobre todo del Pinus succinifera, con más de 30 millones de años de antigüedad. Su composición es una mezcla de varias resinas, ácido succínico y un aceite volátil C10H16O en algunas ocasiones contiene ácido sulfhídrico H2S.

Algunas veces, el ámbar se trata para mejorar su color, el método más común es calentarlo en aceite de colza para eliminar las burbujas de aire que lo hacen opaco, con lo que se le más da transparencia, este material suele tener fracturas circulares. También con calentamiento controlado se produce una fina capa en la superficie del ámbar de color oscuro, que produce una gama de tonos que abarca desde el amarillo oscuro al amarillo-rojo oscuro.

El ámbar prensado o ambroide son trozos pequeños de ámbar que se calientan a unos 180º C y se prensan. Este material suele presentar fluorescencia blanquecina con luz ultravioleta de onda larga y se delimita, en algunas ocasiones, el contorno de los trozos.

Copal es el nombre que se le da a un amplio grupo de resinas obtenidas de arboles actuales, por lo tanto, no tienen más de cien años de antigüedad. A veces se utiliza en figuras ornamentales, pero aunque con apariencia muy similar al del ámbar, su durabilidad es muy baja comparada con la de éste.

La resina copal también presenta en algunas ocasiones, insectos y restos vegetales incluídos. Así que se debe de tener cuidado en su identificación. Las propiedades físicas son muy parecidas a la del ámbar.

Aunque su aspecto es muy similar al del ámbar, la durabilidad del material es mucho menor; la superficie se reblandece con alcohol etílico con relativa facilidad, los elementos volátiles que forman parte de su composición son los responsables de que en algunas ocasiones se produzcan pequeñas fracturas en la superficie, incluso después de mucho tiempo después de haber sido trabajado el material.

No cabe duda de que a primera vista la resina copal puede ser confundida con el ámbar, pero un atento reconocimiento del ejemplar teniendo en cuenta todos los datos gemológicos, nos llevará a una identificación concluyente.

Concluímos que se trata de RESINA COPAL,  amplio grupo de resinas obtenidas de árboles actuales y que también aparece en algunos casos en estado de fosilización. Una resina natural, tiene casi los mismas propiedades que el ámbar, por lo que también tiene insectos, burbujas, hojas, etc., es la mejor imitación natural del ámbar.

El hecho de que las burbujas sean redondas y no alargadas y la ausencia de discos (nasturcio) también indica que no ha sido ni licuado con presión y calor ya que serían alargadas como en algunos ámbares refluidificados.

Es posible que haya sido sumergida en aceite de colza para mejorar el color, por eso algunas fracturas que afloran a la superficie se ven rojizas.

La perdida en la superficie de componentes volátiles (no pasa con el ámbar) es la cusante de las finas fracturas y cuarteado superficial, en algunos casos años después de haber sido pulido, también es el causante de las fracturas por taladro o golpe debido a que no es un material tan compacto como el ámbar.

 

Mosquito atrapado  y burbuja redonda en una de las cuentas.


Aspecto cuarteado de la superficie de la cuenta de resina copal,

Detalle de un mosquito incrustado y del cuarteado de la superficie


Comentarios


Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



3 Comentarios

  1. MERCEDES
    agosto 1, 2012 8:26 pm

    UN SALUDO MUY ESPECIAL DE MI PARTE,ME GUSTO MUCHO TODO LO REFERENTE AL AMBAR,SIEMPRE ME HA GUSTADO,PERO LES PIDO POR FAVOR SI USTEDES PUEDEN ME HAGAN LLEGAR TODO LO REFERENTE AL AMBAR SUS PROPIEDADES SUS USOS Y QUE IMITACIONES SOBRE EL AMBAR PUEDEN HABER PARA SABER,LES AGRADESCO DE ANTEMANO,

  2. María
    diciembre 29, 2015 2:01 pm

    Buenos días, me han regalado dos collares de ámbar báltico comprados por internet para mis hijos. He hecho la prueba de la flotabilidad y con sal flotan, los he quemado con una aguja y sueltan un olor muy fuerte, a mi no me parece que sea a resina de pino. Voy a intentar buscar una luz negra, exactamente, como tiene que aparecer el ámbar bajo la luz?
    En una joyería me podrían decir si es verdadero?
    Muchas gracias por vuestra atención.

Deja un comentario





 


Comparte en Twitter