Blog

¿Sabemos lo que estamos importando? ¿son, sanitariamente hablando, seguras las joyas?

Recientemente nos visita un cliente no habitual, quiero decir que hay otro tipo de cliente que te trae frecuentemente piezas o piedras para hacer el informe o el certificado gemológico de las piezas que vende, en definitiva para demostrarle a su cliente, al cliente final que lo que está vendiendo tiene una alta calidad, bueno, pues nos trae varias sortijas, aparentemente de plata, con grandes piedras, muy voluminosas con tallas de cabujón y gallones de media caña.

Sortija izquierda con pasta vítrea de color violeta, centro con ónice teñido, derecha pasta vítrea incolora con bandas de colorante azulón.

Nos dice que compró algunos cientos de ellas (a un almacenista importador de paises asiáticos) y que las tenía repartidas en las varias tiendas que tiene por nuestra Comunidad. El Cliente nos dice que después de la campaña de Navidad, le han devuelto muchas piezas sus clientes porque les produce eccema en la piel de los dedos; bueno, me quedo sorprendido pensando en ver en que le puedo ayudar, porque nosotros somos gemólogos, no metalógrafos. Entonces me aclara, quiero saber: qué piedras son (me dice que se las venden como “piedras naturales” en factura), la composición del metal y qué tipo de recubrimiento, baño, chapado, .., llevan. El punzón que lleva indica 925, pero no corresponde a un punzón de un Laboratorio de Análisis de Metales de ninguna de nuestras Comunidades Autónomas. Yo le aclaro que con las piedras no tenemos problema pero el análisis de metal no depende de nosotros, aún así le podemos hacer la gestíón, en su nombre, con un laboratorio de análisis de metales. Me contesta sí, que proceda.

Punzón de ley de metal situado en el interior del brazo de todas las sortijas

En esta historia me sorprende que si no es por el eccema de sus clientes, no se hubiera preocupado nadie de saber que piedras son.
Analizamos las ocho piedras que de cada una de las sortijas y vemos que hay piedras de color violáceo que son una pasta vítrea, principalmente porque lleva burbujas y tanto la densidad como la dureza no corresponden a la de la amatista ni a ninguna otra conocida. Otra piedra también es de pasta vítrea, es decir un vidrio, con colorante azulón formando capas y unas inclusiones de pequeñas plaquitas con brillo metálico, semejantes a las láminas de cobre del vidrio aventurina. Otro modelo tambíén es de pasta vítrea blanca traslúcida, que entiendo quiere imitar a la calcedonia.

Burbuja en el interior de un gallón transparente y de color violeta, para imitar a una amatista.

Solamente dos sortijas una con ónice (teñido) y la otra, una especie de mármol con mezcla de minerales de calcita y de cuarzos, eran, se puede decir naturales, el resto no.
Envio dos piezas a un Laboratorio de Análisis de Metales. Comentamos la finalidad del informe y de como iban a proceder, y concretamos que una fluorescencia de rayos X en la superficie y la misma prueba en otra zona previamente lijada, para quitar el chapado.
Resumen, los resultados para el metal de base son: Ag. (plata) 929/000 con una aleación de Cu (cobre) 33/000, Zn (zinc) 33,5/000 y 4,4/000 de Sn(estaño), en definitiva una aleación “antitarnish” (algo asi como, anti-empañado) de primera ley.
Los resultados para el metal de recubrimiento son: Ag. 965,6/000 , Sn. 2,28/000 , Zn 8,09/000 , Cu 5,9/000 y, ¡he aqui la sorpresa! Sb (antimonio) 18,2/000.
Según el Reglamento (CE) nº 1272/2008 los riesgos asociados al antimonio son: Carcinógeno, Corrosivo cutáneo (cloruros) e Irritante para las vías respiratorias (cloruros).
Pero resulta que para poner un punzón legal, solo hace falta que de la ley, estas piezas sí las dan. No hay sanciones o límites claros para según qué aleaciones.
Por lo que ¿son seguras, sanitariamente hablando, las piezas que se importan?, ¿por qué hay normativas para el metal y no para las gemas?.

Manuel Llopis es Gemólogo, Especialista en Diamante y Piedras Sintéticas Modernas, por la Universidad de Barcelona. Fundador y director del Laboratorio Gemológico MLLOPIS de Valencia.


Comentarios


Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



2 Comentarios

  1. Guillermo
    diciembre 5, 2011 3:22 pm

    Me parece vergonzoso,pero será la única manera de que nos demos cuenta que no existen los duros a tres pesetas.que ademas de buscar países de mano de obra barata,hay que pagar controles de calidad y eso ya no es tan barato.
    De todos modos esto va a seguir pasando y el que traiga este tipo de genero,ira tirando piedras en su tejado.Como el que compra piezas de oro y diamantes montados fuera y luego no puede dar servicio de reparación. Lo barato sale caro.

  2. cristina
    octubre 22, 2013 8:32 pm

    Y yo me pregunto… Qué sentido tiene poner Sb en la aleación?

Deja un comentario





 


Comparte en Twitter