Blog

¿Sabes que las piedras hablan?

Sí, efectivamente, yo pienso que las piedras me hablan, me cuentan cosas. Como gemólogo que soy, cuando me pongo a observar una piedra con mis pinzas y mi lupa 10x, ella me va diciendo cosas. ¿Que cosas?, os preguntaréis, pues mirad, lo primero que me dice es “soy transparente”, puedo ver dentro de ella, puedo observar sus inclusiones, o “soy tráslúcida”, pasa la luz pero no veo con claridad dentro de ella, o por el contrario, “soy opaca” no pasa la luz, no puedo ver dentro, solo superficialmente. Estos datos son significativos para descartar grupos de gemas  cuando se trata de identificarla.

Filetín esmerilado y rayas de pulido en una faceta de la culata en un topacio incoloro.

Al mismo tiempo me dice el estilo de talla y el acabado de la misma, es decir ¿está bien pulida?, no tiene rayas de pulido, ¿es perfectamente simétrica y proporcionada? o las facetas presentan asimetría, datos que dicen mucho de la piedra cuando la quiero valorar, o me dice que con una mala talla puede, digo “puede”, que no sea una piedra importante, por ejemplo: un diamante puede tener y cada vez es más habitual un filetín facetado, esto es terminar una talla de forma elegante.

Capa de pintura reflectante en la culata de un vidrio, para conseguir que la piedra devuelva mas luz y además el poderse pegar y no engastar.

Cuando presentan desportilladuras o rayas, mas frecuentemente en la corona y en la tabla, me está diciendo que ha sido maltratada, que ha estado montada en una sortija y su propietario/a no ha sido cuidadoso/a. Si las desportilladuras están por igual en la corona y en la culata, me dice que ha estado con otras piedras de diferente dureza y rozándose, bien en una papelina o simplemente en un bote mezclada con otras piedras.

Melladuras en el filetín de un diamante de talla brillante.

En ocasiones, lo he visto con muchos diamantes de tamaños respetables, se aprecian melladuras en el filetín, estos no son de maltrato, posiblemente significa que la piedra estaba montada en una montura de garras y la presión que ejercen las garras sobre la piedra ha ido disminuyendo por el paso del tiempo, por el uso, por  roces, etc. y ha dejado a la piedra con una holgura con respecto a la montura, que poco a poco con el movimiento continuo, va golpeándose con las garras y produciendo las melladuras.

Cuantas veces les digo a las clientas que cuando se quiten una joya no la dejen en su “joyero” junto a otras piezas, pulseras, pendientes, collares de perlas, etc. rozándose. Las piedras acaban con un montón de rayas en superficie. Creo que los joyeros deben insistir más en comunicar a sus clientes las precauciones que deben tomar con sus joyas, guardarlas en sus estuches sin rozarse.

¿Sabes que si una piedra facetada muestra una viveza de arista casi cortante, me está diciendo que es un material con cierta dureza?, sí, cuanta más dureza presenta una piedra mejor pulido y más viveza de aristas se puede conseguir. En cambio cuando las aristas son romas, de canto redondeado, me dice que es un material blando, si además observo en su interior alguna burbuja de aire atrapada me dice “soy un vidrio”.

El brillo, o reflexión de la luz en una superficie externa, como las facetas de una piedra, dice mucho de ella, ¿es vítreo?, ¿es graso?, ¿es adamantino?,…, o ¿es metálico?, dependiendo de él, y con la piedra limpia, nos va a ayudar a averiguar más sobre ella.

Por lo general, son las pequeñas imperfecciones que presentan las piedras en su interior, lo que nosotros los gemólogos llamamos “inclusiones”, las que nos dicen o nos orientan sobre la naturaleza de la piedra que estamos observando. ¿Sabes que una inclusión “piel de tigre” en una amatista me está diciendo que es natural?, las sintéticas no la presentan.

Inclusión característica llamada “piel de tigre” (por su aspecto y forma) de una amatista natural.

¿Quién dice, después de todo esto, que las piedras no hablan?.

Manuel Llopis es Gemólogo, Especialista en Diamante y Piedras Sintéticas Modernas, por la Universidad de Barcelona. Fundador y director del Laboratorio Gemológico MLLOPIS de Valencia.


Comentarios


Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



3 Comentarios

  1. Miguel
    enero 9, 2012 9:58 am

    Buenos dias,

    Siempre he pensado lo mismo pero en relacion con las rocas y sus minerales. Cuando los observas en una lamina fina con un microscopio polarizador te das cuenta que esta viendo algo “vivo”, en constante mutacion, con una historia de millones de años, enfin, es un mundo fascinante.

  2. Guillermo Martorell De Solís
    enero 9, 2012 12:24 pm

    Estoy totalmente de acuerdo contigo,Manolo.No solo nos hablan,sino que conforme mas entiendes de ellas,mejor te comunicas y mas puedes conocer de ellas.
    Mas de uno huiese callado sandeces,si se hubiese molestado en aprender un poco o informarse algo acerca de las piedras que intenta vender,como el caso de la estafa de las joyas de EVA PERON,que solohabia que saber que las piedras de la corona,por el tipo de talla,era imposible que perteneciesen a ella.Pero,como este hay muchos casos de ignorancia,que aun no tan malintencionados,simplemente con un buen asesoramiento o aprendizaje,evitariamos mas de un disgusto.
    Todo esto vuelve a la misma conclusion de siempre.Este negocio debe de ser regido por profesionales o gente que se preocupe en aprender de el.

  3. indulfo gomez galindo
    diciembre 26, 2012 9:31 pm

    que importante tener una pagina donde podamos , tener informacion practica y tecnica en gemologia muchas gracias .la recomiendo a mis alumnos .

Deja un comentario





 


Comparte en Twitter