Noticias

Los zafiros tratados por difusión deben comercializarse como lo que son

Los zafiros azules tratados por difusión son relativamente comunes en el mercado de las piedras preciosas. Este tipo de tratamiento no es difícil de detectar en condiciones normales y, como cualquier otro tratamiento, debe notificarse al consumidor, tal y como la normativa CIBJO propone en “The Gemstone Book”. En esta publicación, en concreto en el punto 4.2.5 , CIBJO define este tipo de gemas como “Gemas y sustancias orgánicas con el color alterado debido a algún fenómeno óptico creado por un tratamiento de difusión de elementos, con excepción de hidrógeno y oxigeno, provenientes de una fuente externa.” y, por tanto, debe declararse verbalmente y por escrito al consumidor utilizando la nomenclatura adecuada, que en este caso es: zafiro tratado por difusión. A pesar de estar definido claramente, no es extraño que vengan a nuestro laboratorio clientes con una joya que lleva un zafiro azul engastado sin saber, porque nadie le informó cuando hizo la compra, de que el zafiro azul que compró como natural está, en realidad, tratado por difusión.

Zafiro tratado por difusión

Zafiro tratado por difusión (1,58 ct)

El tratamiento por difusión es una técnica que consiste en poner en contacto la superficie de las gemas con elementos de transición causantes del color en las gemas, como hierro, titanio, cromo, níquel o berilio. Después se calienta hasta justo por debajo del punto de fusión del mineral provocando la expansión de la red cristalina y permitiendo a los iones de metales de transición desplazarse por la masa. Según el material de partida y las condiciones de la técnica esta penetración puede ser más o menos superficial.

zafiro tratado

Zafiro tratado por difusión (1,68 ct)

En el caso del zafiro azul la técnica más común suele usar corindón incoloro o casi incoloro que, en muchos casos, no ha respondido adecuadamente a un tratamiento térmico previo. Este corindón incoloro o casi incoloro se introduce en un recipiente o crisol relleno de polvo de óxido de aluminio, algo de titanio y un poco de hierro. A continuación, el recipiente se introduce en un horno, cuya temperatura está entre 1700ºC y 1800ºC, durante varias horas hasta que ser forma una capa coloreada por debajo de la superficie. El último paso consiste en aplicar un ligero repulido o retalla a la gema para eliminar las imperfecciones que suelen generarse. En general, cuanta más temperatura y más tiempo dure el calentamiento la profundidad del color será mayor.

concentracion color

Concentración de color en las aristas formadas por las facetas. Se puede ver sin sumergir la gema en un líquido.

Los zafiros azules tratados por difusión suelen mostrar el color concentrado en las aristas que forman las facetas porque debido al repulido la capa de color de las facetas es muy ligera. Esta característica nos proporciona la clave para su identificación. Al situar la gema sobre un fondo blanco es posible que veamos la concentración de color, pero, en cualquier caso, sumergida en un líquido de alto índice de refracción, como por ejemplo el ioduro de metileno (1,74), y con iluminación transmitida difusa, veremos la concentración de color en las aristas claramente; si la gema está tallada en cabujón la concentración de color la veremos en el contorno de la gema y en fracturas o fisuras internas que llegan a la superficie.

concentracion color aristas

Concentracion de color en las aristas. Iluminación transmitida, 40x.

En algunos casos es necesario sumergir la gema en in líquiudo de alto óndice de refracción para ver la concentración de color.

En algunos casos es necesario sumergir la gema en un líquido para ver el color concentrado.

Los zafiros azules tratados por difusión suelen tener un color muy bonito, pero los zafiros naturales sin ningún tratamiento son raros y, en consecuencia, su precio es mucho más elevado. Y, esa información, debe ser suministrada al consumidor cuando realiza la compra para que sepa qué es lo que compra.
Escrito por José Manuel Rubio Tendero


Comentarios


Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



Deja un comentario





 


Comparte en Twitter