Noticias

Cliente estafado por la compra de un diamante con certificado falso.

Un señor tiene un amigo que a su vez conoce a alguien que trae los diamantes directamente de Amberes. Por casualidad se encuentran y le comentan que los precios son muy buenos , porque vienen directamente a precio de Bolsa, sin pasar por la joyería. Este señor ve una oportunidad de inversión ventajosa en precio, al mismo tiempo el vendedor viendo las ganas del cliente por invertir, le sigue acechando hasta que consigue hacer la venta. Para llegar a esa venta se enseñan certificados, se habla de un notario que certifica la transacción,  bla, bla, bla,…, de tal manera que el cliente cree ver seriedad en toda la operación.

Diamante objeto de este fraude

El resumen es la compra de un diamante con certificado por un Laboratorio Gemológico que resulta ser desconocido, además, parece ser, por las pesquisas del cliente estafado, que las dos personas que firman como gemólogos para avalar el certificado, tampoco existen.

Certificado fraudulento. No hay mapas de inclusiones entre otros detalles.

El cliente, cuando todavía no sabía que le habían estafado, nos visitó para que le hiciéramos un certificado al diamante que había comprado y comprobar. Cuando vió los resultados y comparó, es cuando se da cuenta de que algo no está bien. Poco a poco nos va descubriendo su situación y nos comenta lo que había hecho y nos muestra el certificado que le dieron cuando la compró.

Le indicamos diferencia notables y evidentes:

  • Una muy clara es la de la fluorescencia NIL o NULA  indicada en su certificado, cuando en realidad es INTENSA, esto era muy llamativo.

Fluorescencia INTENSA bajo luz UV de 366 nm.

  • Otro dato llamativo es la falta de mapas de inclusiones en un certificado de diamante es obligatorio según la Normativa CIBJO.
  • La siguiente discordancia es la diferencia en la calificación del color, diciendo que es F equivalente a TOP WESSELTON, cuando ya solo viéndolo con un patrón de color en una “V” de color blanco neutro bajo una luz de día de 6500º kelvin se aprecia un tono suave y muy claro de amarillo, que  luego comprobando con un colorímetro DC-3000 corrobora que es un color J CRYSTAL. No hace falta ser experto gemólogo para saber que un color F es blanco sin ningún tinte y que solo viéndolo bajo esas condiciones cualquiera ve que es amarillento.

Patrón de color F a la izquierda y piedra objeto de este fraude a la derecha. Todo visto bajo iluminación de luz de día de 6500º kelvin sobre una “V” de color blanco neutro.


  • A continuación  la calificación de pureza indicada es de SI 1, cuando en realidad es un SI 2. Presenta una fisura severa, líneas “fantasma” de crecimiento, o “líneas de grano”, así como rayas de pulido, inclusión blanca entre estrella y tabla, puntos blancos en la tabla.
  • Por último el mal pulido y la mala simetría que presenta, cuando en el certificado fraudulento indica a todo VERY GOOD
Con todo esto el cliente manifiesta haber pagado como algo tipo “chollo” 20.000 € por una piedra de talla brillante OVAL  de 3,26 ct, color F y pureza SI 1. La realidad es que es una piedra de 3,26 ct. color J y pureza SI2 que está lejísimos de alcanzar ese precio en el mercado de mayoristas, tal y como le habían indicado.
¡Por favor compren con certificado gemológico de un Laboratorio Gemólogico reconocido!, no hay duros a cuatro pesetas. Los mas conocidos mundialmente son los de GIA y HRD, aquí en España también pueden ver certificados de IGE, IGM, GEMACYT, JORCG y por supuesto los nuestros los de MLLOPIS. Compre en una joyería de su confianza y exija el certificado correspondiente que avale la calidad. 

Comentarios


No se pudo buscar




Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



1 Comentario

  1. Ana
    mayo 16, 2014 8:51 pm

    Otra historia más de estafas.

    El tema es que algunas se descubren (aunque tarde), pero hay otras muchas que no. ¿Cuanta gente ha comprado diamantes pensando que era una inversión y los ha guardado pensando que ha hecho una grandísima inversión?. La sorpresa se la llevarán sus hijos el día que hereden, momento en que ya será tarde para denunciar los desmanes de algunas empresas que publicitan diamantes de inversión indicando que tienen un precio regulado, que sus diamantes se revalorizan todos los años desde un dos a un X por cierto. Algún llegará alguien que se de cuenta, que les denuncie y que se tome cartas en el asunto ante tantas empresas que a través de páginas web publicitan este tipo de “inversión”, y que quienes estamos en este mundo sabemos que de inversión NADA DE NADA. ¿Que inversión es aquella que de entrada tienes que pagar el 21% de IVA?, ¿Que inversión es aquella que como garantía te dan un certificado que no vale para nada?…

    Un saludo

Deja un comentario





 


Comparte en Twitter