Blog

Contestación a alguien que quiere ser Gemólogo

Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



4 Comentarios

  1. Mª ADELA LATORRE GRAU
    enero 10, 2017 10:17 am

    Muy interesante el articulo, me ha gustado mucho.
    Mejor Joyero que arquitecto, sino no nos hubiesemos conocido. Un beso

  2. Santiago Garcia
    enero 12, 2017 11:24 pm

    Una gran persona y un gran Profesional. Ama su profesión y como dice, nada es fácil.

  3. Larissa Tononi
    enero 18, 2017 12:05 pm

    Hola, Manuel.
    Aquí en Brasil no es diferente.
    Él tiene un título de grado (4 años) de Gemología de la Universidad Federal de Espíritu Santo. Donde me gradué. Y esta pregunta se ha hecho es la más por aquí.
    La profesión gemólogo en Brasil también no es reconocido, es decir, no tenemos consejos, leyes, etc. Por lo tanto las joyerías o las empresas del sector no están obligados a firmar un gemólogo en sus productos.
    Mi conclusión de los trabajos curso (Monografía) era sólo eso lo que quería saber si la joyería de mi ciudad haría gemologists. ¿Usted cree que muchos de ellos ni siquiera sabían la definición de gemología?!
    En mi ciudad hay sólo una joyería que el propietario es gemólogo, y cuando los competidores necesitan análisis para enviarlo.
    Pues bien, lamentablemente estamos pasando por la misma situación que usted, prefierem una persona con buena presencia, que habla Inglés, pero con frecuencia desconocen por completo los materiales que venden.

  4. ander
    enero 25, 2018 11:48 pm

    Hola,
    Sin querer desanimar a nadie soy uno de los titulados en Gemología que no consiguió trabajar en el sector. Apasionante mundo el de las piedras, tanto como díficil desarrollarse profesionalmente en él. El título que muestra Manuel en este artículo es el primer reto. Depende directamente de la Asociación Gemológica de Gran Bretaña y es muy exigente memorísticamente por la cantidad de parámetros físicos que hay que conocer de cada variedad que incluye el programa de estudio. Pero además son necesarios conocimientos de Física, Cristalografía y óptica de cierto nivel. Si añadimos que el aprobado está (o estaba cuando yo estudié) en siete sobre diez, verán que no es fácil, no para tomárselo a la ligera.
    Apasionante y bello sí, salidas laborales, en un mercado copado por el gremio de la joyería, eso es otro cantar. No conozco compañeros de mi promoción, salvo los que venían del mundo de la joyería y tenían trabajo previo y familia en el sector, que hayan conseguido trabajo tampoco. Manuel LLopis se lo habrá tenido que currar mucho y tendrá que seguir haciéndolo. Enhorabuena.

Deja un comentario





 


Comparte en Twitter