Blog

¿Desesperación, ignorancia o falta de formación gemológica?

Está claro que si tienes una empresa, una joyería, necesitas vender para que con el margen o beneficio te permita mantener los gastos, también necesitamos realizar, vender las existencias para tener liquidez y así poder seguir funcionando. De lo contrario las empresas quiebran y cierran. Muchas veces con el ánimo de poder hacer una operación de venta rápida, aprovechando las oportunidades que desgraciadamente por las circunstancias, el mercado nos ofrece, nos cegamos con algo que nos dan, pensando en que vale mucho, me piden poco por ello y lo puedo vender rápidamente a muy buen precio, obteniendo un sustancioso beneficio en muy breve tiempo.

Circón incoloro, gema que se utiliza para imitar al diamante.

Circón incoloro, gema que se utiliza para imitar al diamante.

Hablando de diamantes y de la cantidad de piedras que los particulares están poniendo en circulación debido a la crisis económica, hasta tal punto llega la desesperación en el momento que estamos atravesando, algunos joyeros, no se detienen en consultar con un gemólogo para saber lo que compran, y luego lo ofrecen rápidamente sin estar seguros de lo que están vendiendo.

El rutilo sintético presenta excesiva dispersión, separa la luz blanca en todos los colores, mucho mas que un diamante.

El rutilo sintético presenta excesiva dispersión, separa la luz blanca en todos los colores, mucho más que un diamante.

En nuestro Laboratorio, entre otros casos, hemos visto y hemos sido testigos de una compra atolondrada de un “supuesto diamante de ocasión”.  Me explico, un joyero nos llama para decirnos que nos envía un diamante y a su cliente, un posible comprador, que quiere consultar con un gemólogo la calidad de la piedra que le están ofreciendo. Una vez en nuestro Laboratorio nos llega el empleado de la joyería y su cliente, me entregan una cajita de plástico blanco con ventana de vidrio en la que se aprecia una piedra incolora de talla brillante de unos 10,0 mm. de diámetro. La cajita está pegada de forma poco elegante, y no lleva ninguna etiqueta que vincule esa piedra a un certificado que me muestran. El cliente quiere saber mi opinión de la piedra, y me dice que se la ofrecen muy barata. Al ver el “certificado”, pienso que no es auténtico, por el color y tamaño del mismo, es de un Laboratorio de Amberes, y no se parece nada a los originales.

En un circón incoloro, las imágenes de las aristas de la culata se ven dobles.

En un circón incoloro, las imágenes de las aristas de la culata se ven dobles. Esto es impensable en un diamante.

natural con trígonos en un diamante

natural con trígonos en un diamante

Cuando leo el peso, indica 2,60 ct. cuando una piedra de unos 10 mm. de diámetro equivale a 4,00 ct. aproximadamente. Cuando leo color veo IF-TOP CRYSTAL, IF son las siglas de pureza Internaly Flawless es decir internamente puro, pero no corresponde a un color. En definitiva un certificado mal falsificado. Expreso mi opinión en cuanto al certificado, e insisto que si quieren saber más, debo abrir el estuche “solo en su presencia” y así poder ver con comodidad la piedra. Después de un malestar por no querer abrirla y que ya se podía apreciar tal como está, insisto en que lo que veo no me gusta y si no lo abro no termino de identificar con rotundidad. Por fin accede y delante de joyero y cliente con una lupa 10x y el quilatero (pesaba 6,35 ct. demasiado para un diamante de esa medida), les indico que eso es una “circonita maltratada” ya que además tenía las aristas de la culata desportilladas y era lo que apreciaba antes de abrir y no me gustaba. Inmediatamente llamo a la tienda, le comunico el dictamen al dueño y exclama “¡Ohhh, me han engañado!”.

tabla de color y pureza para diamantes

¿Cómo es posible tal error en un joyero?, ¿cómo es que no se conocen los certificados de los principales Laboratorios?, ¿cómo es que no sabemos las calidades de color y pureza?, puedes no entender, pero puedes consultar antes de comprar, de la misma forma que estaba haciendo el cliente, al que le manifesté “Gracias por consultar con un Gemólogo” y el me contestó “Gracias a usted”.
Con el dinero perdido por una mala compra se podrían haber pagado varios cursos de formación gemológica.

Manuel Llopis es Gemólogo, Especialista en Diamante y Piedras Sintéticas Modernas, por la Universidad de Barcelona. Fundador y director del Laboratorio Gemológico MLLOPIS de Valencia.


Comentarios


Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



5 Comentarios

  1. JOSE Andres Barbera
    enero 23, 2012 10:16 am

    Eso solo en el caso de que sea una compra de ocasión,¿ y en el caso de ventas fraudulentas?, como puede ser en este caso por parte del vendedor. El desconocimiento por parte del “profesional” es total, y la necesidad de beneficios, caldo de cultivo para estas estafas. Si buscamos hay muchos casos de estos desgraciadamente.

  2. guillermo
    enero 23, 2012 10:34 am

    Me reitero en anteriores comentarios.La culpa es totalmente nuestra,por falta de unión y de criterio.Se ha permitido abrir negocios de joyería a gente que solo buscaba su lucro y eso hace una mala imagen a todos aquellos que lo llevamos en la sangre y que intentamos aprender en el día a día y estamos formandonos continuamente.Formarse es cuestión de que te guste tu profesión,de respeto por tus clientes y de ganas de hacer las cosas bien.
    Es una lastima que no tengamos un colegio que pueda regular esto.

  3. Sefa
    enero 23, 2012 11:38 pm

    Es impensable que un joyero, por chollo que fuera, comprara un diamante de esa envergadura sin asegurarse de lo que compraba. Pienso como Guillermo, para atender un negocio tienes que tener todos los conocimientos posibles sobre lo que haces, y estar en aprendizaje continuo. Esto solo se consigue si realmente te gusta tu profesión.
    Es una pena que algunos joyeros se apalanquen y no se reciclen. Quizá se debiera hacer una campaña dirigida al consumidor final.

  4. Jose Marin
    enero 26, 2012 6:29 am

    Buenas a los tres y a Manolo los cuales sois gemologos y muy experimentados, solo una cosita, ¿que con un aparato de esos de comprobar si es diamante no seria suficiente como para que no te cuelen una circonita? yo no soy gemologo pero si me dedicara a trapichear con btes tendria un aparato y me habria formado un minimo como para saber utilizarlo.
    Manolo ya sabes, prpara una promocion de venta con un cursillo basico para su correcta utilizacion, a mi si el precio fuera bueno me interesaria.
    Un saludo

    • Manuel Llopis
      enero 26, 2012 7:47 am

      Si Jose, con la correcta utilización del aparato es suficiente para distinguir una piedra de otra. El Presidium Multitester te identifica Diamante y Moisanita, para lo cual tiene señales acústicas y luminosas, con el resto de piedras no emite ningún pitido y ninguna luz, simplemente no da ninguna respuesta. Y por supuesto que cuando entregamos un instrumento enseñamos como funciona. En nuestro curso “Conocer el Diamante” además enseñamos otras formas de identificar las imitaciones de diamante, como el YAG, el GGG, la Fabulita, Diamone, Rutilo sintético y claro la Circonita y la Moisanita.
      Gracias por tus comentarios. Pasa por el Laboratorio y con mucho gusto te comentamos los diferentes cursos.
      Saludos

Deja un comentario





 


Comparte en Twitter