Recursos Alumno

Inclusiones en moisanitas

Una de las imitaciones más convincentes del diamante es la moisanita sintética. Es carburo de silicio (SiC) cristalizado en el sistema hexagonal, en la naturaleza se encuentra muy raramente, algunas veces se han encontrado también en meteoritos. La dureza de este material supera a la del corindón, en la escala de Mohs es de 9,25. Es decir, entre el rubí o el zafiro y el diamante no hay ningún material gemológico que tenga más dureza que la moisanita sintética. Sin embargo, es más blanda que el diamante (10 en la escala de Mohs). Las moisanitas sintéticas pueden llegar a confundirse con los diamantes, pero si observamos algunas características propias de las moisanitas sintéticas su identificación no reviste mucha dificultad.
En primer lugar, llama la atención su elevada birrefringencia (0,043), el diamante, por el contrario, no tiene birrefringencia. También el peso específico de la moisanita sintética (3,22) difiere considerablemente del peso específico del diamante (3,52). Además, las moisanitas sintéticas tienen una dispersión que calificamos como intensa (0,104), rasgo característico frente a la dispersión moderada del diamante (0,044) e incluso de la circonita (0,058). Esta última también es monorrefringente.
A continuación vamos a ver una serie de fotomicrografías de moisanitas sintéticas que muestran algunas características internas reveladoras de las moisanitas. En este caso, la mayo parte de los ejemplares son moisanitas sintéticas de color que tienen un aspecto parecido al de algunos diamantes de color.

Algo que salta a la vista con relativa facilidad es el desdoblamiento de las aristas cuando observamos el interior del ejemplar con una lupa o microscopio.

Desdoblamiento de las aristas al observar el interior de una moisanita. Luz transmitida y reflejada, 60x.

Desdoblamiento de las aristas al observar el interior de una moisanita sintética. Luz transmitida y reflejada, 60x.

La moisanita sintética de color verde azulado suave que vemos a continuación tiene inclusiones sin aparente forma cristalina de color negro que pueden confundirnos a simple viste con las inclusiones negras que tienen algunos diamantes.

Moisanita sintética de color azul verdoso suave.

Moisanita sintética de color verde azulado suave.

Sin embargo, cuando observamos de perfil con el microscopio gemológico el mismo ejemplar vemos que, además de esas inclusiones sólidas y sin forma cristalina de color negro, tiene inclusiones con forma de “hilo” más o menos paralelas que forman un panorama interno inusual en los diamantes.

inclusiones sólidas y sin forma cristalina de color negro junto con otras alargadas y finas. Luz transmitidas y reflejada puntual. 50X.

Inclusiones sólidas y sin forma cristalina de color negro junto con otras alargadas y finas. Luz transmitidas y reflejada puntual. 40x.

Con más aumentos podemos ver que en un extremo de las inclusiones finas y alargadas, que podrían ser tubos, se sitúan en algunos casos unas inclusiones sólidas cuya superficie parece rugosa.

En algunos casos en un extremo de las inclusiones finas hay una inclusión sólida de textura rugosa. Luz transmitida y reflejada puntual, 70x.

En algunos casos en un extremo de las inclusiones finas hay una inclusión sólida de textura rugosa. Luz transmitida y reflejada puntual, 70x.

En este otro caso tenemos una moisanita sintética casi incolora con un ligero matiz amarillo, similar al de muchos diamantes, que presenta tubos finos alargados y desdoblamiento de las aristas de la culata debido a su elevada birrefringencia. Al observar estas característica podemos afirmar, sin ninguna duda, que no es un diamante.

Moisanita casi incolora con matiz amarillo con tubos finos alargados y desdoblamiento de las aristas de la culata debido a su elevada birrefringencia. Luz de campo oscuro y reflejada, 20X.

Moisanita sintética casi incolora con matiz amarillo con tubos finos alargados y desdoblamiento de las aristas de la culata debido a su elevada birrefringencia. Luz de campo oscuro y reflejada, 20x.

El mismo ejemplar con más aumentos.

El mismo ejemplar con más aumentos. Luz de campo oscuro y reflejada, 40x.

Una moisanita sintética de color azul claro tenía inclusiones finas, tubos o canalículos que pudimos fotografiar con el microscopio gemológico sin mucha dificultad.

Inclusiones alargadas y finas en una moisanita de color azul claro. Luz de campo oscuro y reflejada. 50X.

Inclusiones alargadas y finas en una moisanita sintética de color azul claro. Luz de campo oscuro y reflejada. 50x.

El mismo ejemplar con más aumentos. Luz decampo oscuro y reflejada, 70x.

El mismo ejemplar con más aumentos. Luz decampo oscuro y reflejada, 70x.

En algunas moisanitas las inclusiones finas tienen el aspecto que muestra la siguiente imagen.

Inclusiones filamentosas en una moisanita. Luz de campo oscuro , 60x.

Inclusiones filamentosas en una moisanita sintética. Luz de campo oscuro , 60x.

Otro tipo de inclusión típica de las moisanitas tiene forma de “tachuela” tal y como podemos ver en la siguiente imagen.

Inclusiones típicas de las moisanitas sinteticas con forma de "tachuela".

Inclusiones típicas de las moisanitas sintéticas con forma de “tachuela”.

En el mismo ejemplar visto con más aumentos vemos mejor la silueta de las inclusiones con forma de "tachuela". Luz transmitida y reflejada, 60x.

En el mismo ejemplar visto con más aumentos vemos mejor la silueta de las inclusiones con forma de “tachuela”. Luz transmitida y reflejada, 60x.

Algunas veces las inclusiones alargadas y finas a veces están rodeadas de otras redondeadas pequeñas y opacas.

"Hilos" junto con inclusiones sólidas pequeñas. Luz de campo oscuro 60x.

“Hilos” junto con inclusiones sólidas pequeñas. Luz de campo oscuro 60x.

Las inclusiones sólidas de color negro son bastante habituales en las moisanitas sintéticas de color. Algunas veces aparecen agrupadas.

Inclusiones negras en una moisanita sintética. Luz transmitida y reflejada. 65x.

Inclusiones negras en una moisanita sintética. Luz transmitida y reflejada. 65x.

A lo largo de estas imágenes hemos visto cómo utilizando aumentos, una lupa o un microscopio gemológico con iluminación adecuada, podemos ver las inclusiones características de las moisanitas sintética, así cómo el fenómeno de la doble refracción,  y, de esta manera, diferenciamos sin dificultad los diamantes de las moisanitas sintéticas.
Autor: José Manuel Rubio Tendero


Comentarios


Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



Deja un comentario





 


Comparte en Twitter      


Sitio mantenido por Wordpress Seguro