Noticias

Invitado de lujo en nuestro laboratorio, diamante de 8 quilates River y puro

Recientemente hemos tenido la visita de un cliente para la certificación de un diamante de talla esmeralda con un peso de 8,10 quilates. El tamaño está fuera de lo común pero lo excepcional de la piedra son sus características de color y pureza, siendo un D River y IF internamente pura lo que le da un valor según las tablas de Rapaport de 1.000.000 €.

Lo que le preocupaba al propietario es que la piedra fuera sintética o que estuviera tratada por lo que acudió a nuestro laboratorio para estudiarla. Resumimos aquí las pruebas y los resultados:

El diamante tallado en estilo esmeralda pesaba 8,10 ct, color D y pureza IF.

diamante 8,10 D IF

Tenía fluorescencia azulada muy débil con onda larga (366 nm), mientras que con onda corta (254 nm) era inerte. No presentaba fosforescencia en absoluto, algo que sí podemos ver muy marcado en los diamantes sintéticos HPHT que, además, suelen tener fluorescencia media con onda larga y algo más intensa con onda corta. Entre polarizados cruzados el patrón de colores de interferencia debido a tensiones internas producía el efecto conocido como “tatami”, muy lejos del tipo “columnar” de los diamantes sintéticos CDV y, también, del comportamiento inerte de los diamantes sintéticos HPHT.

tatami (2) diamante 8,10 D IF

El espectro de infrarrojos (FTIR) no muestra trazas de boro porque no tiene el pico a 2.800 cm-1 característico de este elemento cuando se encuentra como impureza en la red cristalina del diamante.

diamante natural IIa 8,10 D IF

Dado que con el microscopio gemológico no vimos ninguna inclusión sabemos que no contenía inclusiones debidas al crecimiento sintético, tal como restos metálicos del catalizador empleado o puntos y nubes de carbono grafitizado. Cabe destacar que tampoco vimos ningún defecto estructural de los que denominamos grano. Este dato es importante porque la mayoría de los diamantes brown tipo IIa, el material de partida usado para conseguir diamantes incoloros de muy buen color y pureza mediante tratamiento HPHT, suelen presentar grano, y éste no desaparece con el tratamiento. Los diamantes brown de pureza muy alta sin defectos estructurales son muy raros, la mayoría de los diamantes tratados HPHT del tipo IIa de color entre D – G y pureza deIF a VVS no son mayores de 2 quilates.

diamanteCON LUPA 8,10 D IF


Comentarios


Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



Deja un comentario





 


Comparte en Twitter      


Sitio mantenido por Wordpress Seguro