Blog

La Gemología se aprende comparando piedras del mismo color

Cuando estudias Gemología en la Universidad, en el primer curso te pasabas las clases de prácticas, primero estudiando cristalografía, a continuación el instrumento por excelencia del gemólogo, la lupa 10x,  luego empezabas a conocer el refractómetro, y había que practicar con él, después el espectroscopio, el microscopio, la balanza hidrostática, el polariscopio, etc.  Cuando ya tenías claro el manejo de los instrumentos, és cuando empezabas (en mi época esto se daba en 2º curso de Gemología) a estudiar las piedras transparentes por grupos de colores. Por lo general los grupos mas importantes son las incoloras, azules, rojas, verdes y amarillas, el “parchís” del gemólogo.

Piedras verdes, crisoberilo, apatito, prehenita, granate tsavorita, zafiro verde, turmalina, esmeralda.

Piedras verdes, crisoberilo, apatito, prehenita, granate tsavorita, zafiro verde, turmalina, esmeralda.

Entonces es cuando empezábamos a descubrir las diferentes propiedades de las piedras, que aunque tienen el mismo color, no se parecen en nada. Viendo muchas es cuando te empezabas a dar cuenta de que los tonos y matices de color, al principio inapreciables,  luego si que te sirven para distinguir unas de otras. No es lo mismo un rojo de un granate piropo que el de un rubí birmano, no es lo mismo un azul de zafiro de Cachemir que de un zafiro australiano, no es igual el verde de una esmeralda colombiana que el verde de una esmeralda de Zambia.  Las clasificábamos  en monorrefringentes o birrefringentes, es decir piedras del sistema cúbico o del resto de sistemas, tetragonal, hexagonal, rómbico, monoclínico y triclínico. Posteriormente las clasificábamos por índice de refracción.

Piedras rojas, rubíes, espinelas, turmalinas, granates.

Piedras rojas, rubíes, espinelas, turmalinas, granates.

De esa manera y haciendo todas las pruebas gemológicas, se te iban quedando los datos que posteriormente te van a ayudar a diferenciar unas de otras. Se pueden separar por espectros, por ejemplo las que tienen cromo, las que no lo tienen, las que tienen hierro  o uranio, o las que tienen cromóforos del grupo de las tierras raras. También se separan por índice de refracción, y tienes  las monorrefringentes con un solo índice y las birrefringentes con varios, las que están dentro de la lectura del refractómetro y las que escapan a su lectura.

Piedras azules, zafiros, espinelas, apatítos, topacio, doblete de granate y vidrio azul.

Piedras azules, zafiros, espinelas, apatitos, topacio, doblete de granate y vidrio azul.

En el caso del grupo de las incoloras, se pueden separar el grupo de las que puedes leer el índice de refracción porque su lectura está dentro del campo del refractómetro, o las que escapan de su campo y entonces estas las puedes clasificar por peso específico o por conductividad térmica.

Piedras incoloras, rutilo sintético, zircón incoloro, fabulita, moisanita, cuarzo cristal de roca, doblete de espinela sintética y fabulita.

Piedras incoloras, rutilo sintético, zircón incoloro, fabulita, moisanita, cuarzo cristal de roca, doblete de espinela sintética y fabulita.

Como podéis ver, la gemología se aprende comparando piedras del mismo color, pero existen mas formas de hacer grupos de similar color además de las naturales,  como por ejemplo piedras sintéticas, piedras tratadas, piedras compuestas, piedras artificiales. Un grupo podría ser el de las piedras compuestas, los dobletes o tripletes, que por supuesto los puedes agrupar por colores. Incoloros, dobletes de espinela y fabulita, de niobato de litio y fabulita, verdes como doblete de cristal de roca con pegamento verde, de granate y vidrio verde, de espinela sintética incolora y pegamento verde. Rojas como rubí natural y rubí sintético,  granate y vidrio rojo. Un sin fín de posibilidades.

Piedras amarillas, crisoberilo, heliodoro, cuarzo limón, topacio, diamante, zafiro amarillo, escapolita.

Piedras amarillas, crisoberilo, heliodoro, cuarzo limón, topacio, diamante, zafiro amarillo, escapolita.

La comparación ayuda a retener datos y al ser más objetivo a la hora de ver una piedra. Es a base de practicar como poco a poco el almacén de tu mente se va llenando de números,  matices de colores, espectros …, datos, datos, datos . Es entonces cuando vemos una piedra sea del color que sea y no pensamos en una o dos posibilidades sino en muchas. No pensamos solo en rubí cuando vemos una piedra roja, o en zafiro cuando es azul.

Con todo esto que os muestro, quiero hacer llegar que para el aprendizaje de gemología, es importante al principio tener colecciones de piedras por colores, que pueden ser las básicas, como he mostrado en estas fotos. Y no hace falta que sea el rubí mas bonito o la esmeralda más transparente, ¡no!, ¡no es eso!, se trata de tener piedras de muchos tipos, preferiblemente de 0,50 ct. en adelante, en diferentes tallas y no es necesario las de mas valor por su color o transparencia, en muchos casos es mejor que tengan inclusiones, porque luego nos van a ayudar a diferenciarlas por el tipo de inclusión. Las inclusiones son otra etapa de aprendizaje del futuro gemólogo, que su conocimiento le va a ayudar a distinguir una piedra natural de una tratada, una sintética de una natural, de un yacimiento o de otro, de tal o cual tratamiento, si es sintética de qué fabricante o por cual método se ha creado.

Colección para prácticas de Gemología.

Colección estandarizada para realizar las prácticas de nuestro curso de Gemología MLLOPIS, a la venta en nuestra Tienda On-Line

En nuestro afán de divulgar la gemología y para cualquier persona sea coleccionista, aficionado, estudiante, gemólogo, curioso del tema, hemos creado una sección de piedras de colección en nuestra tienda. Podrás escoger colecciones por colores, por efectos ópticos, piedras de reconocimiento directo, por espectros, por tallas, o la colección para nuestros estudiantes de Gemología MLLOPIS On-Line. Esperamos sea vuestro interés y os pueda ayudar a mejorar el aprendizaje de esta bonita profesión.


Comentarios


Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



Deja un comentario





 


Comparte en Twitter