Noticias

Nueva norma ISO 18323, para nomenclatura de diamantes sintéticos

Reflejamos la noticia de la mano de GOLD & TIME 

El uso de la palabra diamante sólo podrá aplicarse a los naturales, según una nueva norma internacional

La ISO 18323 refuerza el concepto de diamante natural para separarlo claramente de los sintéticos y tratados

Una armonización que comenzó hace siete años

El proceso para obtener el nuevo estándar ISO empezó hace siete años en Europa, con CIBJO a la cabeza de una comisión que incluía también a De Beers, Rio Tinto, BHP y el Consejo Internacional del Diamante. Hace dos años, se decidió desarrollar un estándar ISO, junto con otro europeo, de conformidad con el Acuerdo de Viena, que coordina el trabajo entre la ISO y CEN, el Comité Europeo de Normalización.

Para el presidente de CIBJO, Gaetano Cavalieri, se trata de un “orgullo para la Asociación, puesto que la norma ISO codifica esencialmente nuestras reglas publicadas en el Libro Azul del DIamante”

El sector joyero ha acogido con satisfacción la nueva norma ISO 18323 en la que se define explícitamente al diamante como una gema “creada por la naturaleza” y señala además que la denominación ‘diamante’ sin más especificación siempre implica que se trata de un diamante natural, para diferenciarlos claramente de los sintéticos y tratados en el ámbito comercial.

Norma ISO 18323 para diamante

Norma ISO 18323 para diamante

La nueva norma internacional ISO ha tomado como principales referencias para acotar esta definición a las descritas en el Libro Azul del Diamante publicado por la Asociación Joyera Internacional (CIBJO). Esta nueva norma define la nomenclatura que debe utilizarse, así como la nomenclatura que no puede ser utilizada en la compraventa de diamantes, diamantes tratados y diamantes sintéticos.

En particular, se describe cómo describir los diamantes sintéticos en forma clara y precisa como “producto artificial que tiene esencialmente la misma composición química, estructura cristalina y física (incluyendo propiedades ópticas) del diamante. Los únicos términos permitidos que se pueden utilizar para describirlos son: Diamante sintético; Diamante crecido en laboratorio; Diamante creado en laboratorio, y sin abreviaturas.

La ISO 18323 prohíbe inequívocamente el uso de adjetivos como ‘cultivados’ así como ‘real’, ‘genuino’, ‘preciosa’ y ‘gema’ para describir cualquier diamante sintético. El uso de tales palabras se puede considerar engañoso.

Diamantes tratados

La norma describe un diamante tratado como un “diamante que ha sufrido ninguna intervención humana que no sea el corte, pulido, limpieza y ajuste. Establece que cualquier diamante, de haber sido sometidos a un tratamiento se presentará como un “diamante tratado”, y se deberá incluir una referencia específica al tratamiento en particular.

La descripción debe ser evidente e inequívoca, y sin abreviaturas. La norma, además, hace hincapié en que los términos ‘diamante tratado natural’ o ‘diamantes naturales tratados’ no deben utilizarse ya que pueden inducir a engaño.


Comentarios


Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



2 Comentarios

  1. luis ojeda montero
    octubre 15, 2015 4:24 am

    es muy interesante e ilustrativo

  2. Carmen Foronda Martín
    noviembre 11, 2015 4:17 pm

    Interesantísimo artículo sobre la nueva normativa CIBJO , a cerca de la denominación de diamante y del diamante sintético . En la que se aprecia claramente, la diferenciación entre el que se ha formado por la naturaleza y el que se ha sintetizado en un laboratorio.

Deja un comentario





 


Comparte en Twitter      


Sitio mantenido por Wordpress Seguro