Blog

Quiero coleccionar piedras y me pregunto en que tipo de piedra invertir

El hombre por naturaleza tienen afán por coleccionar, por reunir pequeños, vamos a llamarlos “tesoros”,  hay gustos para todo y bolsillos  mas o menos llenos, hay quien colecciona coches, relojes, cuadros, juguetes, monedas, sellos, plumas, bolígrafos, y un sin fin de cosas, incluso las mas inverosímiles y como no, también gemas. En la mayoría de los casos los coleccionistas, desde mi punto de vista, tienen dos objetivos, uno es el de satisfacer su gusto por coleccionar y el otro el de que algún día lo coleccionado valdrá mas. He visto colecciones de sellos, de monedas, de gemas, de joyas, de relojes, que han sido heredadas y que al final los herederos, al no tener la misma pasión que el coleccionista intentan vender o deshacerse de lo coleccionado, disipando de alguna manera el valor importante que tenía el conjunto y que al vender o deshacerse de ellas tienen que bajar los precios o simplemente aceptar después de dar muchas vueltas lo primero que le ofrecen aunque sea poco. Sin embargo nadie me puede negar la satisfacción del coleccionista de haber disfrutado coleccionando, enseñando y contemplando sus tesoros, eso no tiene precio.
Muchos son los clientes, amigos y conocidos que te manifiestan su inquietud de coleccionar gemas con cierto valor.  Me hacen preguntas y me plantean cuestiones tales como: 

“Quería hacerte una pregunta,  quería coleccionar gemas con un cierto valor de cara al futuro. El problema es que no se si centrarme en diamantes o ¿sirve cualquier piedra que tenga buenas cualidades?”
“Por favor encuentrame una piedra que sea un chollo”
“¿Que piedra puedo comprar de inversión?”
“Aconsejame algunas gemas para invertir”
“¿Cuales son las piedras que mas valor tienen?”

No terminaría de citar preguntas similares de las tantas que nos formulan. Pero, en general, la respuesta a estas cuestiones  es muy amplia y complicada de contestar.
En mi opinión, se puede enfocar este tema desde varios puntos de vista, además de tener en cuenta la personalidad de cada uno de los coleccionistas, inversores, …, etc.  por ejemplo:

  • como piedras inversión, de cara a un futuro.
  • como objeto de lujo, 
  • como piedras para montar en joyas bonitas y  de uso cotidiano o habitual , 
  • como piedras de aprendizaje para saber escoger, 
  • para coleccionar variedades, por ejemplo: solo jades, solo cuarzos, solo orgánicos, …
  • como alumno y estudioso de gemología para aprender a manejar los instrumentos gemológicos, 
  • coleccionar piedras que se reconocen visualmente (malaquitas, jaspes, lapislázulis, sodalitas, rodocrositas, jadeíta, nefrita, ojo de tigre, etc. etc. ), 
  • …,  etc.
  • piedras raras y poco conocidas, exclusivas de coleccionistas
Es muy  difícil contestar y  complacer a todos y a todas las cuestiones.
Si hablamos de inversión, el mercado de los diamantes, hoy por hoy es un mercado “seguro”. Quiero decir, que en situaciones extremas como estos últimos cinco años, se han podido revender, aunque con precios muy bajos, pero las compraventas los compraban, no así como en la piedra de color, esmeraldas, zafiros, rubíes y las demás piedras cuarzos turmalinas, topacios, espinelas, etc.  que no les hacen ni caso, solo en ciertas piedras de muy muy buena calidad o piedras excepcionales, que se pueden vender en algunos círculos  y únicamente en algunas compraventas que entiendan de gemas, porque no en todas entienden, por eso entre o tras cosas, no las compran. Aún así en este periodo de crisis, que creo que ya hemos pasado, han pagado muy poco o mal los diamantes, pero sí los pagaban, aunque los diamantes de baja calidad o calidades estándar de pequeño tamaño, ni siquiera los valoraban en las compraventas. Tampoco los joyeros han querido invertir en diamantes o en piedra de color porque no vendían nada, creo que esto está cambiando.  
Certificado de diamante con estuche de metacrilato y lacre de MLLOPIS

Certificado de diamante con estuche de metacrilato y lacre de MLLOPIS

En cualquier caso, y dependiendo del bolsillo de cada uno, yo elegiría, si hablamos de guardar diamantes como inversión, diamantes de talla brillante de los clásicos estándares de medios quilates 0,50 ct., tres cuartos de quilate 0,75 ct. , quilate 1,00 ct. , quilate y medio 1,50 ct. , etc. con certificados HRD y GIA fundamentalmente, porque son mas apreciados y mas demandados. Escogería colores H (Wesselton) y pureza VS1 o VS2  como mínimo, con Excelent o Very Good proporciones, Excelent o Very Good simetría y Excelent o Very Good pulido y que no tengan fluorescencia. Por supuesto me dejaría aconsejar por un profesional gemólogo y buscaría el mejor precio, entendiendo que todo el mundo se tiene que ganar la vida, contando que se puedan encontrar chollos.
En cuanto a la piedra de color, recomiendo que se lean este artículo de “Como comprar una piedra preciosa” , podría hablar  mucho de este tema, pero lo primero que les diría es que compres gemas porque puedes y te gustan, hay que dejar en segundo plano el que valgan mas dentro de X años, que seguramente así será, pero si para venderlas necesitas de otros profesionales o intermediarios, será difícil de que recuperes todo su valor, a no ser que un buen día, te montes una joyería y pongas tus piedras en venta y las vayas vendiendo en su justo precio al público.
Esmeralda colombiana de talla esmeralda de 3,96 ct.

Esmeralda colombiana de talla esmeralda de 3,96 ct.

Son muchos los factores que influyen en el valor de las piedras. Desde mi experiencia, puedo hablar de piedras que han subido o han bajado de valor dependiendo de si se ha encontrado una mina nueva o de si se han agotado todas las minas, o de si tal o cual joyero la ha puesto de moda, o de si hay tanta demanda porque los rusos, o los chinos, o los brasileños, etc. etc. dependiendo de su  situación económica mundial, compran mas o menos y hacen que los mercados fluctúen y cambian los precios  en función de la demanda, bufff!!!! es complicado, no se si alguien tiene la autoridad suficiente para  decir claramente de que dependen los precios, por supuesto aparte de las calidades.
Bueno, pero hay siempre piedras que son demandadas habitualmente como por ejemplo zafiros, rubíes, esmeraldas, en cuanto a las mas conocidas, pero también hay que apostar por otras piedras como alejandritas, tanzanitas, tsavoritas, ópalos, topacios sherry, .., entre otras. Pero, eso sí, no vale cualquier alejandrita, tiene que tener transparencia, bonito color , cierto tamaño, 2 ct. al menos y buen cambio de color. No vale cualquier zafiro, al menos un Cachemir de 2 a 3 quilates con mucha transparencia , buena talla y color, pueden ser  de otros yacimientos como Pailin o Sri Lanka que sabes que tienen bonitos colores. Un rubí, a ser posible birmano o de Madagascar, 2 quilates al menos, con transparencia, pocas inclusiones, buena talla, con “vida” y buen color rojo. Hay ciertas premisas, que , en mi opinión , son comunes a todas las piedras,  buen color, buena talla y simetría, buen pulido, buena transparencia y un tamaño adecuado, y algo muy importante que estén certificadas por un Laboratorio Gemológico de referencia, que garantiza la calidad de las gemas, de si tienen o no tratamiento y si son o no naturales.  ¡Por favor! consulta con un Gemólogo.
 

Comentarios


Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



Deja un comentario





 


Comparte en Twitter      


Sitio mantenido por Wordpress Seguro