Noticias

Tenebrescencia no es el título de una película

Ahora que parece que está de “moda” buscar gemas que cambian de color, vamos a comentar el efecto de tenebrescencia que experimenta la variedad de sodalita de color violeta o rosada llamada hackmanita. La diferencia entre sodalita cuya composición química es Na8Al6Si6O24Cl2 y la hackmanita es que esta última incorpora algo de azufre en su composición química Na8Al6Si6O24(Cl2,S) y ello repercute en pequeñas diferencias que podemos observar.
Tenebrescencia es el fenómeno por el cual algunos minerales cambian su color cuando se les aplica radiaciones de ciertas longitudes de onda. En el caso de la hackmanita la luz ultravioleta intensifica el color, pero cuando se expone a la luz solar o permanece en la oscuridad retorna poco a poco a su color inicial. Aunque puede tardar varios días.
El efecto de tenebrescencia es el criterio generalmente aplicado para diferenciar entre sodalita y hackmanita porque los valores de índice de refracción o peso específico casi son los mismos. Por ejemplo, un ejemplar de hackmanita de nuestra colección tiene un índice de refracción de 1,468; valor que se solapa con el de cualquier sodalita, y su peso específico de 2,43 solo es ligeramente superior.

hackmanitas

La imagen de la izquierda es el ejemplar de hackmanita antes de estar dos minutos bajo la luz ultravioleta de onda larga (367 nm). El color intenso duró casi dos días. 

Después de estar un par de minutos bajo la acción de la lámpara de luz ultravioleta de onda larga (367 nm) el color de nuestro ejemplar se intensificó considerablemente, pero no en las vetas o zonas incoloras debido a que se trata de inclusiones de otro mineral, probablemente nefelina.

nefelina en hackmanita

Las zonas incoloras probablemenste son cristales de nefelina, mineral que suele encontrarse relacionado con la sodalita. Luz transmitida, 60x.

Esta variedad de sodalita, sin ser una gema extremadamente rara, no es muy corriente encontrarla. Algunos yacimientos en los que se extrae hackmanita están en Canadá, Afganistán y Birmania.
Escrito por José Manuel Rubio Tendero


Comentarios


Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



Deja un comentario





 


Comparte en Twitter