Blog

Trampantojos en joyería

La RAE (Real Academia de la Lengua Española) nos dice que “trampantojo” de “trampa ante ojo” , es una trampa o ilusión óptica, con que se engaña a alguien haciéndole ver lo que no es.

Se conoce mucho en arquitectura viendo figuras imposibles, en fotografía por ejemplo la clásica foto de la mano que sujeta la luna, o un puente, etc., en paredes de fachadas haciéndonos ver con pinturas, balcones, maceteros, jardines verticales, etc., inexistentes, en pinturas de suelos haciéndonos ver socavones, cuevas, monstruos que salen de agujeros, precipicios en una acera,  etc. ,  recientemente y al estar de moda lo vemos en cocina, platos de comida como por ejemplo los clásicos huevos fritos con patatas, que en realidad es medio melocotón con merengue y manzana cortada como si fueran patatas fritas, en decoración y también existe en joyería.

lalatina

Famoso trampantojo de la plaza de la Cebada en Madrid. En el edificio existen dos tipos de fachada, la soleada o real y la que se encuentra en la sombra, en la que no están los elementos arquitectónicos físicamente si no que están dibujados en su totalidad. No hay ventanas, ni frisos ni toldos ni nada, es un dibujo enteramente de arriba a abajo.

TRAMPANTOJOS-01

Trampantojo de suelo que nos hace ver un gran socavón en la calzada cuando en realidad es una pintura.

Sí, en joyería los trampantojos pueden ser de varias maneras, estos son , en mi opinión, los mas comunes:

  • Los que te hacen ver un gran volumen de pieza, pero que luego o es hueca o es tan fina de lámina que aunque abulta mucho, no pesa nada, no tiene tanto valor como aparenta. Se suelen fabricar muchas piezas voluminosas con la técnica del electroforming o electrodeposición, es una de las más nuevas en el mundo de la joyería y permite la fabricación de piezas de gran vistosidad con peso muy bajo y a costos muy accesibles.
    Es la técnica utilizada para depositar una capa de metal sobre un modelo tridimensional. En realidad son de mucha apariencia, con superficies lisas y brillantes, pero de una capa tan fina que simplemente si se te cae pueden abollarse. Muchas de ellas llevan un relleno de resinas o espumas que les da consistencia, aunque esto en joyería está prohibido. Se fabrican mucho en oro y también en plata y otros metales como el latón con baños o recubrimientos.

    sortija2 electroforming

    Sortija gallonada de gran volumen. Con forro interior liso, pero hueca. realmente tiene muy poco peso.

    pulsera electroforming

    Pulsera de eslabones huecos lisos y mates, pero huecos, realmente dan apariencia pero tienen poco peso que repercute en el precio de la pieza.

  • Los que te hacen ver el tamaño aparentemente grande de una piedra, cuando en realidad es mucho mas pequeña. Generalmente se utiliza con diamantes. Consiste en hacer que la piedra parezca mas grande de lo que es. Lo mas utilizado es un aro de metal blanco para aumentar el diámetro de la piedra y el conjunto engastarlo como si todo él fuera una sola piedra.
    Otra forma es la de hacer un disco plano de oro blanco con cortes de guilloché que asemejen a las facetas de la talla brillante y en su centro colocar un pequeño diamante con dos granitos o pestañas, el conjunto se engasta como si todo él fuera la piedra. Se utiliza mucho en fotos de joyas para venta por catálogo. En las fotos es muy difícil apreciar el engaño. En realidad te dicen joyas con x quilates de diamantes y no te engañan en cuanto al peso, porque el público no sabe lo que ocupan de volumen esos quilates, pero sí te engañan en la apariencia, consiguen hacer ver lo que no es.

    engañabobos con aro

    Diamante con un aro alrededor que le hace parecer de mayor tamaño. El conjunto está rodeado de garras para crear la ilusión óptica de una sola piedra mas grande.

    trampantojo solitario

    Sortija de brazo decorado con diamantes incoloros y de color engastados en carril y una montura central de garras con un diamante. El diamante está, aunque no es tan grande como parece. La ilusión óptica de las garras y del disco alrededor nos lo hace parecer.

    trampantojo de disco guilloché

    Pendientes tipo rosetón de monturas redondas que aparentemente engastan cada una un diamante en chatón. En realidad están engastando un disco de oro blanco 18K con cortes de guilloché para que parezcan las facetas, y en el centro de este disco lleva un muy muy pequeño diamante engastado con dos granos. La visión de conjunto hace parecer que los diamantes sean mas grandes.

  • Los que te hacen ver una piedra de cierto tamaño, cuando en realidad es la combinación de varias mas pequeñas, que en su conjunto tienen menos valor que la que quieren imitar. Se utiliza mucho con diamantes.
    ¿A quien no le gustaría tener un diamante de dos quilates pero no le alcanza su presupuesto?, para este público hay varios estilos de tallas que en su conjunto forman una piedra redonda de gran apariencia, cuando en realidad son dos o cuatro juntas que incluso el peso total no llega al de la que quieren imitar, pero si su diámetro.Existe una talla que se llama “half moon” (media luna), que se suele emplear de acompañamiento en los laterales de una gran piedra de color o diamante, pero que juntas forman una piedra redonda de gran apariencia y que la suma de sus valores no alcanza lo que valdría un diamante redondo de ese mismo diámetro. Otra de las tallas usadas es la que llamo “quesito”, en realidad son cuatro cuadrantes de un circulo. Individualmente tienen poca vistosidad y valor, pero el conjunto formando un circulo y colocadas con la técnica del engastado invisible da apariencia a una piedra redonda. También se pueden utilizar piedras de talla princesa cuadradas, de tal manera que cuatro juntas forman una mas grande.

    Los rosetones o conjunto de muchas piedras de talla redonda, por ejemplo talla brillante, dispuestas en circulo y muy juntas, dan la apariencia de que su conjunto es una gran piedra.

    cmbinación half moon

    Dos diamantes de talla Half Moon combinados con un tercero de talla cushion pero engastados magistralmente con garras, dan la apariencia en este caso de un gran diamante de talla oval.

    sortija amorillion

    Esta talla se llama “amorillion cut” y juntas y engastadas con garras dan la apariencia de un diamante de talla marquis mas grande.

    princesas engaste invisible3

    Sortija “solitario” con una montura cuadrada de cuatro garras planas en ángulo de 90º que engastan aparentemente un gran diamante de talla “princesa” cuadrada. En realidad son cuatro pequeños diamantes de talla princesa cuadrada engastados con engaste invisible y las cuatro garras que vemos formando una sola montura.

    pave muy apretado

    Gran rosetón de diamantes engastados con granos. El conjunto a su vez está dentro de un marco redondo engastado con garras exteriores que dan la apariencia óptica de ser solo un gran diamante, cuando en realidad es el conjunto de varios pequeños.

  • Los que consiguen que veas una piedra donde no la hay. Como siempre la mas  imitada es el diamante. Las que he podido apreciar porque han pasado por mis manos, suelen representar a la piedra con metal pulido, oro blanco mas comúnmente y ese brillo te hace ver una piedra donde no la hay.  He podido apreciarlo en carriles de baguettes de diamantes en la que algunos de ellos son sustituidos por plaquitas lisas de metal del mismo tamaño y forma que los diamantes. He llegado a ver en algunos pavés, que la piedra no es piedra, el engastador ha sacado los granos y entre ellos ha dibujado el contorno de una piedra incluso con el buríl le ha dibujado facetas haciendo parecer que es un diamante. Otras veces es con una propia bolita redonda de oro blanco pulido y engastada como si fuera el diamante. En un conjunto donde hay muchas piedras engastadas, pasan desapercibidas las que no lo son.
    engañabobos en baguettes dte

    Sortija con cuatro filas de monturas de dos garras que engastan diamantes de talla baguette. Si nos fijamos bien, los diamantes de talla baguette no son todos los que vemos, están alternando con plaquitas lisas y pulidas de oro blanco que se asemejan a los diamantes.

    trampantojo 836-IV-TC-8676-16

    En este solitario con un diamante de talla brillante antigua, y una orla en un plano inferior, de pequeñas monturas de cuatro garras que engastan diamantes de talla 8/8. Sin embargo, quiero entender que les faltaría una piedra, o por falta de tiempo de buscarla, o ¡no se que! el joyero soldó una bolita de oro para suplir la falta de esta piedra.

  • Los clásicos pavés, superficies de la joya repletos de diamantes tocándose unos con otros y engastados con granos, eso sería lo normal, pero el engaño se hace cuando las piedras están mas separadas y entre ellas hay granos de metal que con su superficie brillante te confunde y te parece que sus brillos son los de los diamantes que en realidad no están. Lo que se pretende es que si un pavé normal debería de llevar, por ejemplo, 100 diamantes que se tocarían u nos con otros, se engastan solo 50 pero mas separados, llenando los espacios con granos que no engastan nada. La palabra pavé es francesa y significa empedrado, adoquinado, trasladado a joyería, una superficie de la joya repleta de piedras muy juntas, tocándose unas con otras engastadas con granos.
    pave correcto

    Ejemplo de dos sortijas con diamantes engastados con granos formando un pavé. Como podemos ver en la foto, todas las piedras se tocan y con un engastado impecable bien alineado. Un pavé perfecto.

    falso pave

    En este ejemplo de una sortija con brazo de coral y un pavé central de diamantes, podemos ver en la imagen de la derecha que está ampliada, que en realidad los diamantes no se tocan como en un pavé correcto, están muy separados y sustituidos por granos que con sus brillos dan la apariencia visual del pavé.

Seguramente hay mas formas de trampantojos en joyería, estos son los casos mas comunes que me he encontrado. Creo que la conclusión, y me refiero solo a joyería, y en el mejor de los casos, es que se intenta con los trampantojos, abaratar piezas, dándoles vistosidad pero sin el coste de las piedras. Digo en el mejor de los casos, porque en el peor de los casos la pieza realizada con estos engaños puede ser vendida a precios abusivos. Como siempre digo consulte con su joyero y gemólogo de confianza y exija un certificado gemológico con el detalle de calidades, tallas, pesos y número de piedras que componen su joya.

 


Comentarios






También te puede interesar

Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



1 Comentario

  1. María Jesús
    septiembre 7, 2016 8:49 pm

    Muy interesante, Sr. LLopis.

    Gracias.

Deja un comentario





 


Comparte en Twitter      


Sitio mantenido por Wordpress Seguro