Un cliente que ha comprado un diamante con su certificado, al ir al joyero para que le haga una montura, el joyero le advierte que la piedra no se corresponde con lo que dice el certificado. Le aconseja que consulte con un Laboratorio Gemológico y que le documenten la realidad de lo que ha comprado. Cuando vemos la piedra y el certificado por separado, nos damos cuenta de que no hay nada que vincule la piedra del estuche con la tarjeta de plástico que dice ser “certificado de autenticidad”. La cajita no lleva ninguna etiqueta que diga que esa piedra es de ese certificado, podría ser cualquiera. A mi entender eso es lo que es, un diamante que no se corresponde para nada con lo que dice el “certificado”.

Certificado de diamante AGL falso
Certificado de diamante AGL falso

Cuando comprobamos el diamante ya vemos que a lupa 10x las inclusiones son fáciles de ver. En el certificado indica VS2, que normalmente, para un ojo entrenado,  en esa calidad cuestan un poco de ver. La piedra tiene dos fisuras, una de ellas con óxidos (amarillea) una nube de puntos blancos en la tabla que le llega a dar aspecto nublado, traslúcido, lechoso, para nosotros en MLLOPIS la calificación es de P1. En cuanto al color, observada debajo de iluminación de luz blanca de día (6500º kelvin) el color empieza a ser amarillento, según nuestros patrones de color por comparación y nuestro colorímetro DC3000 de Sarin es color J (Crystal)  En este enlace se puede ver la escala comparativa.

Micrografía de la corona
Micrografía de la corona, se aprecia la fisura con óxidos, otra fisura en medias facetas y melladuras en media faceta.
Perfil que permite ver el excesivo filetín, ademas de una cavidad natural
Perfil que permite ver el excesivo filetín, ademas de una cavidad natural

Para concluir, la piedra estudiada no se corresponde con la que indica en el pseudocertificado plastificado de AGL.

No presenta las mismas medidas, aunque si coincide el peso.
No tiene el mismo color, AGL indica color G, para nosotros es J
No tiene la misma pureza, AGL indica VS2, para nosotros es P1
(ver el mapa de inclusiones y micrografías)
No tiene las proporciones Very Good, ya que hay un grueso filetín (ver micrografía de perfil)
El precio cambia sustancialmente. En RAPAPORT el precio por quilate de 0,70 ct. color G y pureza VS2 con talla Very Good es de 4.800$/ct.
Sin embargo la realidad es que para esta talla (Solo Good) 0,70 ct Color J y pureza P1 el precio por quilate es de 2.000$/ct.


Comentarios


One thought on “Certificado de diamante falso, otro engaño”

  1. Estimado Llopis,

    Aprovecho tu entrada para invitarte a leer el último post de nuestro blog, cuyo título es “Fraude de los Diamantes Sintéticos”.

    https://www.diamantesdecompromiso.com/blog/fraude-de-los-diamantes-sinteticos/

    En las últimas semanas tuvimos una experiencia curiosa. Debido a que no podía desplazarme a Amberes a comprar por cuestiones de salud, y que vino un mayorista de diamantes a visitarnos (a quien conocía desde hace 10 años), le pedimos que nos mandase en condicional diferentes lotes de pesos distintos con calidades H/G VS Very Good o Exccelent.

    A la semana siguiente nos llegaron los lotes, identificando con claridad el 90% como sintéticos. Hablamos de unos 100 mil$. Evidentemente lo pusimos en manos de nuestro abogado y a su vez los remitimos al IGE para que hiciesen un informe identificando cada lote y lo sellase. Dicho informe confirmó punto por punto el nuestro. Pero pensamos que un Laboratorio Gemológico de prestigio como el tuyo o como el que tenemos en Madrid (IGE), genera las garantías suficientes para emprender las acciones que se consideren más oportunas. Fraude no hubo pues una vez hechas todas las pruebas documentales pertinentes, se devolvieron en su totalidad. Nuestras actuaciones se remitirán a poner en conocimiento de la AWDC y el Responsible Jewellery Council (ellos pertenecen, al igual que nosotros, a este organismo), los hechos ocurridos; si bien con la AWDC ya hemos hablado y nos empujaron a remitirles toda la documentación que tengamos.

    Por lo hablado con antelación a estos hechos con la empresa en cuestión deducimos que puede haber muchas joyerías comprando en España diamantes sintéticos. Nos enseñaron facturas de clientes de varios sitios de España. Facturas sumamente cuantiosas. No creemos que su pretensión fuese colarnos sólo a nosotros diamantes sintéticos, más bien deberíamos pensar que han colocado en el mercado esta mercancía a muchos joyeros, siendo alguno de ellos de relevancia.

    En los próximos días voy a escribir un post detallando todo lo ocurrido, mostrando imágenes de los lotes con la documentación pertinente del IGE. El Instituto Gemológico Español también publicará un post en su blog. Espero poder remitírtelo cuando lo publiquen.

    Verás en el post que te remito hablo de la urgente necesidad de concienciar a los profesionales de este gremio de la formación, algo que muchos desechan por creerse que nada tienen que aprender o por que tienen que gastar dinero en algo que según ellos es innecesario.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *