La lista de precios de diamantes Rapaport es una referencia de ámbito internacional que se publica periódicamente. En ella aparecen los diamantes agrupados por rangos de pesos. Dentro de cada rango se ordenan por color y pureza. Pero debemos tener en cuenta algunos detalles apuntados con letra pequeña en la parte superior de las tablas si queremos tener una referencia lo más ajustada posible a la realidad:
– Los precios son para profesionales y al mayor por lo que el precio de venta al público tendrá unos márgenes comerciales que en cierta manera son imprevisibles.
– La moneda es el dólar y las cifras que aparecen deben multiplicarse por cien.
– Los precios son “Asking Price”, esto es el precio al que alguien está dispuesto a vender algo. Dicho con otras palabras, la cantidad mínima de dólares que alguien pide por su diamante: por menos no lo vendería. Aunque, en realidad, los comerciantes suelen negociar un descuento del precio que indica la lista, este descuento puede ser de 20% o más en muchos casos. Sin embargo, esto no ocurre tan a menudo en las categorías más demandadas o con diamantes de cierto tamaño o características.
– Hasta 2014 la referencia era el mercado de diamantes en Nueva York, pero a partir de esa fecha ya no lo indican porque probablemente se tienen en cuenta las transacciones por Internet (siempre dentro del ámbito profesional).
– Atención, el precio de referencia que indica la posición del diamante en la tabla por su peso, color y pureza, es siempre que cumpla una serie de especificaciones adicionales. Estas especificaciones cambiaron en 2014, pasaron de A2 a A3. Dentro de las novedades que se introdujeron cabe destacar que los diamantes deben estar certificado por GIA. Antes la lista de laboratorios era más amplia, pero ahora los certificados admitidos en las especificaciones A3 son únicamente los de GIA y, de esta manera, es un requisito indispensable para asignarle al diamante el precio que indica la tabla.

Sitio web de Rapaport

La diferencia entre los parámetros que definen unas especificaciones y otras son muy sutiles, sobre todo en las especificaciones A, suelen ser tolerancias en las proporciones de la talla y comentarios que se añaden acerca de la característica que fundamenta la graduación de la pureza. Rapaport tiene una página en la que explica las especificaciones.
Por otra parte, si el diamante tiene fluorescencia también afecta al precio, en las calidades con mayor precio por quilate la fluorescencia les resta más valor. No obstante, cuando el diamante tiene ligero color, la fluorescencia azul puede añadir algo más de valor a la gema.

Otra fuente de información sobre el precio de los diamantes es International Diamond Exchange (IDEX). Es una plataforma de Internet para profesionales del diamante.

Sitio web de IDEX.

Tanto Rapaport como IDEX son únicamente referencias que los profesionales suelen establecer como base para comenzar sus negociaciones por lo que los precios pueden variar significativamente. En cuanto a los gemólogos y tasadores de joyas, dada la gran variedad de tamaños y calidades que suelen verse en nuestro quehacer diario estas referencias son de gran ayuda para valorar los diamantes y joyas, aunque, igual que en el caso anterior, la información que nos suministran debe valorarse con cuidado.


Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *