Los diamantes de color han sido muy apreciados en joyería de diseños exclusivos y en la actualidad incluso en joyería de todos los gustos y niveles. Sin embargo, el público no termina de tener claro algunos aspectos relacionados con estas gemas, entre ellos los colores más apreciados, los posibles tratamientos para realzar o intensificar su color o la posibilidad de que sean sintéticos o naturales.

Pero no me gustaría continuar sin dejar de comentar algo que nos ayudará a entendernos. Se está imponiendo la denominación “diamante de fantasía” para designar a los diamantes de color. Esta expresión es, en mi opinión, totalmente inapropiada puesto que la palabra “fantasía” alude a cosas o ideas que no son reales. Si consultamos el diccionario de la RAE podremos comprobar que uno de los significados que otorga a dicha palabra dice textualmente “de fantasía: Dicho de una joya: De imitación“. Entonces, ¿por qué no llamarlos como lo que son, diamantes de color azul, rojo, amarillo, rosa, etc.? Quizá deberíamos mantener el anglicismo “Fancy”, tal y como a menudo se hace, acompañando el color del diamante hasta encontrar otro término mejor en castellano que denote la peculiaridad de estas piedras. Esta es la pauta que voy a seguir a lo largo de las siguientes líneas.

Más allá de cuestiones de nomenclatura, la norma para categorizar como Fancy un diamante de color se puede resumir con claridad y brevemente: Fancy son todos los diamantes cuando presentan algo de color con la excepción de los amarillos y marrones (brown) cuyo color debe ser intenso. Otra cosa bien distinta es el grado que les corresponde dentro de la categoría Fancy. En función del tono, saturación y luminosidad los diamantes de color se clasificarán como Fancy Light; Fancy; Fancy Vivid; Fancy Deep; Fancy Intense o Fancy Dark. Y, no es lo mismo una categoría que otra porque, por ejemplo, un diamante Fancy rosa ligero, pureza VVS1, que pesa en torno a 5 ct, podría pagarse a 31.000 € por quilate, mientras que otro de la misma pureza y peso clasificado como rosa Fancy podría pagarse perfectamente a 186.000 € por quilate, la diferencia es sustancial. Este no es un ejemplo imaginario, está basado en transacciones reales efectuadas hace relativamente poco tiempo.

Sortija con diamantes amarillos Fancy

Los diamantes rojos son los más raros y, en consecuencia los más valorados, también escasean los rosas, azules y naranjas. En cuanto a los diamantes amarillos y marrones, los más abundantes, el requisito para ser incluidos en la categoría Fancy se complica porque el color debe ser intenso y muy evidente, no es suficiente con percibir algo de color en ellos. En estos casos un ligero color se considera, por lo que al precio se refiere, más un defecto que una virtud. Y, aquí vemos uno de los equívocos más comunes. No es raro encontrar a alguien que piensa que su diamante amarillo de bajo grado de color es un diamante amarillo Fancy hasta que, claro, el ejemplar llega a un laboratorio gemológico y se desvanece la ilusión del propietario.

Por otra parte, también hay diamantes Fancy sintéticos e incluso tratados artificialmente para mejorar su color. Visualmente no presentan diferencias apreciables con respecto a los diamantes de color natural. Reconocer los Fancy sintéticos no tiene gran dificultad si utilizamos algunas técnicas estándar de identificación gemológica, tales como comprobar la ausencia de tensiones entre filtros polarizadores cruzados o examinar la distribución de la coloración zonal en el caso que tenga, también las inclusiones características nos indican su origen sintético. Pero, sin embargo, identificar los diamantes Fancy amarillos tratados puede convertirse en una verdadera pesadilla, en estos casos se requiere una combinación de técnicas más sofisticadas que las anteriores porque los defectos estructurales que producen el color en los diamantes Fancy naturales son generalmente similares a los provocados casi siempre por las técnicas de tratamientos a altas presiones y temperaturas (HPHT), radiaciones, calentamiento o una combinación de ellas. En definitiva, con estos diamantes Fancy amarillos tratados las técnicas estándar no son de mucha ayuda. Así, por ejemplo, una técnica muy empleada en otras ocasiones, como la fluorescencia inducida con luz ultravioleta de 365 nm y 270 nm, no aporta información decisiva con los diamantes amarillos naturales que suelen presentar colores de fluorescencia muy variables.

Los colores de  fluorescencia de los diamantes engastados en la sortija son diferentes

Por lo que respecta a los diamantes de colores, rojos, rosas, o azules, su identificación suele ser mucho más fácil. Aunque la mayor parte de las veces también se requieren técnicas avanzadas de espectroscopía, un poco de sentido común no viene nada mal: estos diamantes alcanzan precios elevadísimos, muy por encima de los incoloros o de los tratados o sintéticos, por lo que si nos ofrecen un diamante, pongamos por caso azul, por un precio irrisorio, ya podemos ir pensando que se trata de un diamante tratado de los que últimamente abundan tanto, sobre todo en ciertos sitios web en los que si hay algo casi seguro es que no vamos a comprar aquello que nos ofrecen.
Escrito por José Manuel Rubio Tendero


Comentarios


5 thoughts on “La pesadilla de los diamantes amarillos Fancy”

  1. Queridos amigos de MLLOPIS, tenéis toda la razón en cuanto a la denominacion de diamante fantasía. Fancy puede traducirse en una de sus acepciones como fantasía pero la traducción correcta, es decir, el significado de fancy tal y como se utiliza en inglés es caprichoso, suntuoso, y también como deseo, ornamento, elegante y de forma coloquial chulo. Creo que diamante capricho o diamante chulo tampoco quedan bien en español por lo que como bien decis, fancy será lo más correcto.
    un saludo

    1. Hola Raúl

      Gracias por su consulta.
      Si usted tiene formación básica en Gemologia, puede asistir a nuestro Curso Presencial de Diamante Sintético, Tratado e Imitaciones. También puede tomar este curso online en nuestra Webinar de Curso de Diamante sintético, tratado e imitaciones
      Si usted no tiene formación básica en Gemologia le podemos ofrecer el Curso presencial de Gemología Básica o Gemologia Básica online, si lo prefiere online.
      Si necesita mas información , no dude en consultarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *