A medida que en la primera mitad del siglo XIII avanzaba la conquista cristiana de la península ibérica y con ella el repoblamiento, en lo que hoy es la Comunidad Valenciana las mezquitas musulmanas se iban convirtiendo en iglesias cristinas, la mayoría de ellas bajo la advocación de María. Por ello, no nos puede extrañar que el cristiano culto mariano haya perdurado notablemente hasta nuestros días y con él su iconografía. Muestra de ello es una imagen heredada por un cliente que nos trajo a nuestro laboratorio para estudiarla y elaborar un informe.

DESCRIPCIÓN DE LA IMAGEN

Es la representación de una mujer joven con rostro sereno, finas facciones y cabellos oscuros y largos. Mantiene los brazos caídos en posición relajada mientras sujeta con una mano un escapulario. Sobre su cabeza lleva una corona real.

La imagen se apoya de pie sobre una peana de madera dorada con forma de nube en su parte superior y circular en la parte inferior. El frontal de la peana tiene cuatro orificios de los que desconocemos su fin, aunque cabe suponer que sostendrían un letrero. Todo el conjunto, imagen y peana, se apoya sobre una base de madera de contorno cuadrado que la sujeta por su parte inferior mediante cinco clavos.

Virgen del Carmen
Detalle de medio busto

INDUMENTARIA

El vestido se compone de un atuendo largo de color marrón cubierto por un manto de color beige que alcanza desde los hombros hasta los pies, debajo lleva unas enaguas de color blanco. La figura se adorna con un collar de perlas y un par dependientes con un diamante cada uno en forma de lágrimas. También tiene en su mano derecha una pulsera de dos hilos de perlas esféricas.

Uno de los pendientes con los que se adorna la imagen.

El manto y el hábito han sido bordados a mano con hilos dorados y decorados con motivos vegetales. El manto es de seda y en la parte posterior tiene bordado la imagen de El Monte Carmelo, lugar de origen de los primeros carmelitas. El hábito en su parte frontal tiene bordado el escudo carmelita.

ATRIBUTOS

Los atributos en una imagen religiosa son símbolos que ayudan a reconocer la imagen. En este caso vemos el hábito de color marrón con tonos ocres, impartidos por el bordado, característico del Carmelo. Además, el hábito tiene bordado el escudo de la Orden del Carmen.

Escudo de la Orden del Carmen

Por otra parte, el bordado de El Monte Carmelo que vemos detrás del manto evoca el origen de la orden del Carmen. En la mano izquierda lleva un escapulario, que no va unido fijamente a la imagen y que es probablemente más reciente, también es atributo de la Virgen del Carmen. Todos estos elementos nos hacen reconocer la imagen como La Virgen del Carmen.

El Monte Carmelo bordado en el manto.

DETALLES TÉCNICOS

El cuerpo está construido con una estructura de madera que consta de 5 listones. La cabeza y manos son de cerámica. Los brazos se sujetan en el propio ropaje. Todo de manufactura artesanal.

Procedencia. herencia de un sacerdote que tenía su domicilio en Xàtiva
Firma no
Autor: anónimo. anónimo
Datación principios del siglo XX, según testimonio personal de su propietario que coincide con la manufactura de la imagen y accesorios (joyas y bordados).
Altura total 51,00 cm (peana incluida)
Ancho 26,00 cm
Profundidad 20,00 cm
Altura hombro-corona 9,50 cm
Altura de la peana 13,cm
Lado de la base 14,00 cm
Diámetro peana 13,00 cm
Altura de la base 3,00 cm
Peso total
1.798 g
Peso de la corona 37,40 g
Metal de la corona plata bañada en oro 18K
Metal de las monturas oro 18K
Metal de los pendientes oro 14 K
Pelo natural
Restauraciones no se aprecian
Gemas
2 Diamantes naturales Talla Rosa pera, 0,60 ct. aprox. los dos
25 Diamantes naturales Talla Rosa, 0,37 ct. aprox. todos
6 Esmeraldas naturales Talla Carré, 0,30 ct. aprox. todas
3 Esmeraldas naturales Talla Esmeralda, 0,62 ct. aprox las tres
2 Hilos de perlas cultivadas (el conjunto entre collar, corona y manto)

ESTADO DE CONSERVACIÓN

La imagen manifiesta el paso del tiempo en su estado general de conservación, pero, en general, se encuentra en buen estado. La estructura está perfectamente conservada, sin embargo, el manto de seda se encuentra seriamente deteriorado por su parte externa y en el interior tiene manchas probablemente producidas por la humedad.

Falta un elemento de la parte superior de la corona: la cruz. Y, el dorado de la peana está dañado en una pequeña zona. La imagen no está deformada ni tiene fracturas o grietas, excepto una pequeña fisura en la peana.

Zona de la peana en la que el dorado está dañado

CONTEXTUALIZACIÓN

Se trata de una imagen devocional y propiciatoria o intercesora de favores que tiene muchos seguidores en la religión católica. Es, sin duda, una advocación de la Virgen María, en concreto la Virgen del Carmen. Su culto se remonta hasta el siglo XII aproximadamente y fue difundido por la Orden de Nuestra Señora del Carmelo, también conocida como carmelitas. La corona le otorga una gran importancia ya que la reconoce como Reina y Madre del Rey, del Hijo de Dios.

En la Comunidad Valenciana su culto se vio favorecido desde que Jaime I conquistara el territorio a los musulmanes e hiciera donaciones de imágenes de la Virgen del Carmen en diversas localidades.
Escrito por José Manuel Rubio Tendero


Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *