Hemos adquirido para nuestra colección una londonita. Esta gema poco común fue reconocida como especie mineral hace relativamente muy poco tiempo. El primer estudio fue publicado en 2001. La composición química ideal de la londonita es (Cs,K)Al4Be4(B,Be)12O28; cuando la proporción de potasio predomina sobre el cesio en lugar de londonita es rodicita.

Londonita incolora
Londonita incolora

La londonita pertenece al sistema cristalino cúbico, y, por tanto, es monorrefringente, nuestro ejemplar tiene un índice de refracción de 1,685, y su peso específico es de 3,25 ct. La dureza es de 8 en la escala de Mohs. Estas gemas son incoloras o amarillentas y algunas de ellas se tratan con rayos X para intensificar el color amarillo, aunque desaparece cuando se expone el ejemplar a luz solar durante un tiempo prolongado.

La inclusiones más características que suelen verse en estas gemas son fisuras o fracturas casi selladas y rellenas de fuidos.

Londonita con fisuras rellenas de fluidos.
Londonita con fisuras rellenas de fluidos. Luz de campo oscuro, 20x.
Fluidos y fisuras. Luz de campo oscuro, 60x.
Fluidos y fisuras. Luz de campo oscuro, 60x.
Otra perspectiva de los fluidos y fisuras de la imagen anterior. Luz de campo oscuro, 60x.
Otra perspectiva de los fluidos y fisuras de la imagen anterior. Luz de campo oscuro, 60x.

Un dato importante que nos facilita la identificación de las londonitas es que con luz ultravioleta de onda corta (254 nm) tiene fluorescencia intensa amarillo verdosa, mientras que con onda larga (367 nm) es notablemente más débil y de color amarillo anaranjado.
Escrito por José Manuel Rubio Tendero


Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *