marfil mamut

El marfil es uno de los primeros materiales que el ser humano ha venido empleando como soporte para elaborar figuras simbólicas o, quizás, simplemente ornamentales (la frontera entre estos usos es, a veces, difusa o incierta). No obstante, este larguísimo historial está a punto de concluir, el riesgo de extinción de las especies animales que producen marfil, en especial los elefantes, ha llevado a muchas asociaciones cívicas a presionar a sus respectivos gobiernos para que legislen en contra del comercio de marfil con el objetivo final de que no resulte rentable cazar estos animales.

En esta línea, el gobierno del país que tradicionalmente ha sido el primer mercado de este producto, China, recientemente prohibió el comercio de marfil tanto en bruto como trabajado (con muy pocas excepciones). En Europa, tras una consulta pública, el gobierno británico ya está preparando medidas legislativas que probablemente, tras pasar los trámites parlamentarios, a finales de este año estarán ya en vigor. Al parecer, será la legislación más estricta hasta el momento en Europa. Pero esta ley solo cubre el marfil de elefante. En este país, el comercio de marfil de morsa o hipopótamo parece que seguirá las leyes actuales en vigor, es decir: prohibición de comerciar con artículos trabajados desde 1947 hasta la actualidad. Dada la constante presión de los grupos ecologistas y la creciente toma de conciencia del público en general, es de suponer que otros países europeos adopten medidas parecidas.

Figura oriental de marfil de elefante.
Figura oriental de marfil de elefante.

Pero, ¿qué es el marfil? Existe cierta confusión sobre el término. Algunos afirman que solo se aplica correctamente cuando se trata únicamente de colmillo de elefante. Sin embargo, si nos remitimos a la Guía para la identificación del marfil y los sustitutos del marfil, escrita por Edgard O. Espinoza y Mary-Jacque Mann y que es el manual de referencia del Convenio sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas, conocido como CITES (Convention on International Trade in Endangered Species), dice:

Aunque normalmente utilizamos la palabra “marfil” para referirnos a los colmillos de elefante, la estructura química de los dientes y los colmillos de todos los mamíferos es la misma, independientemente de la especie. El comercio de dientes y colmillos de otras especies distintas del elefante está bien afianzado y difundido. En consecuencia, el término “marfil” puede utilizarse correctamente para describir cualquier diente o colmillo de mamífero que presente interés comercial y sea suficientemente grande para que pueda ser tallado o grabado.” (pag. 4)

La información que sigue a continuación es el primer comunicado de una serie que el Laboratorio Gemológico MLLOPIS tiene previsto exponer con el fin de ayudar a esclarecer las diferencias entre los diferentes tipos de marfil. Así pues, iremos comentando algunas de nuestras experiencias en nuestro laboratorio y, para ello, vamos a comenzar describiendo brevemente el marfil de mamut.

Marfil de mamut

Este tipo de marfil procede de una especie extinguida hace unos 10.000 años, por lo que su comercio no está restringido por el CITES. Se encuentra muy al norte, en Canadá, Siberia y Alaska. En rigor, no se trata de un tipo de marfil fósil porque se ha conservado sepultado bajo el hielo y no se ha fosilizado. Las propiedades físicas del marfil de mamut son muy similares a las del elefante, más adelante las iremos viendo.

El corte transversal de los colmillos de mamut es redondo u ovalado. La parte exterior del colmillo está cubierto por una capa llamada cemento, que en el caso del mamut, puede llegar a medir 7 mm, más gruesa que en elefante moderno. Las secciones transversales tienen unas estrías en diferentes tonos de crema que se entrecruzan. Son las líneas de Schreger. Y, aquí encontramos un rasgo diferencial del marfil de mamut frente al de elefante moderno, ya que este último también las tiene pero el ángulo que forman es diferente. En el caso del mamut los ángulos son agudos, mientras que las líneas de Schreger en el marfil de elefante moderno forman ángulos superiores a 90º.

Sección transversal de un trozo de colmillo de mamut de 9,00x5,30x3,50 cm, peso 170 g. Las líneas rojas ayudan a visualizar el ángulo agudo que forman las líneas de Schreger. Y, la flecha azul señala la capa de cemento de unos 7 mm de grosor.
Sección transversal de un trozo de colmillo de mamut de 9,00×5,30×3,50 cm, peso 170 g. Las líneas rojas ayudan a visualizar el ángulo agudo que forman las líneas de Schreger. Y, la flecha azul señala la capa de cemento de unos 7 mm de grosor.
Corte longitudinal del exterior de un colmillo de mamut, 9,50x6,30x1,50 cm, peso 100 g.
Corte longitudinal del exterior de un colmillo de mamut, 9,50×6,30×1,50 cm, peso 100 g.

Este ha sido el primer comunicado, tal y como hemos indicado más arriba, de una serie en la que iremos profundizando en las características del marfil. Nuestro objetivo es que el público conozca mejor un material gemológico que por derecho propio puede ser incluido entre los más importantes.
Escrito por José Manuel Rubio Tendero


Comentarios


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *