Blog

Siguen llamando Perla a unas perlas de imitación

Hace unos 10 años que tuve mi primera experiencia con estas perlas de imitación. Todo empezó porque un Banco, en mi opinión competencia desleal a los joyeros, regalaba un collar de perlas esféricas, gris oscuro de unos 8 mm de diámetro con un broche sencillo de plata. Te lo regalaban cuando hacías una imposición a plazo fijo de no se qué cantidad. El folleto publicitario del Banco te indicaba frases como : “La Joya que viene del mar”, “Rosa del Pacífico”, “Una Joya Natural”, o “Las Perlas de conchas de Tahití” entre otras. Un buen día una señora que tenía un collar que el Banco le había regalado por su imposición monetaria, fue a una joyería con su hermana que no quería hacer la imposición pero sí comprarse otro collar igual. El joyero le dijo que eso no eran perlas, refiriéndose a lo que conocemos como “perlas cultivadas”, la señora que es abogada, entró en cólera porque pensaba que tenía un collar de perlas cultivadas de Tahití. El joyero le aconsejó que si quería poner una denuncia o una queja, lo primero que tenía que hacer era averiguar exactamente qué era ese collar y nos la mandó al laboratorio.

Collar de perlas de imitación grises de 8 mm de diámetro.

Collar de perlas de imitación grises de 8 mm de diámetro. Regalo de un Banco cuando hacías una imposición a plazo fijo. No van anudadas.

La señora puso una denucia con nuestro informe gemológico al Banco, el Banco se quejó a su proveedor, se desentendió echándole la culpa y el proveedor se puso en contacto con nosotros. Parece ser que ya habían colocado unos 25.000 collares y que lo que el ofrecía como “Perlas de concha de Tahití”, pues eso, que eran de concha de un molusco supuestamente de Tahití. Es decir, que para su fuero interno, él no mentía, decía que el núcleo era de concha natural, que efectivamente así era y que el recubrimiento es de pinturas y barnices, que es lo que no decían explicitamente. Mencionaban “el exterior está formado por 16 capas de laca natural que garantizan la perla de por vida”. Desconozco como acabó la batalla legal de la señora. En definitiva este producto no es una perla, ni una perla cultivada, es un producto artificial. Posteriormente he visto mas productos de este tipo en colores blancos, incluso con cierres de oro, tanto en dormilonas y pendientes como en collares, comercializados, no regalados a cambio de…, por otros Bancos.

Folleto publicitario adjunto a las perlas de imitación.

Folleto publicitario adjunto a las perlas de imitación.

Veo actualmente que después de 10 años se sigue comercializando este tipo de producto en joyerías bisuterías y tiendas de complementos con nombres como “Joya del Indico”, “Perla natural”, “Perlas Shell”, “De laca natural”, “con multiperlado”, “Joya de la Naturaleza”, “Perlas Concha”,…, y además se entregan junto a unas pseudo tarjetas de garantía que garantizan el produco por 10 y hasta 12 años, cosa que me parece increíble dado que personalmente he podido comprobar que como no van enfiladas con nudos el roce entre ellas hace que se descascarille junto al taladro.

Folleto publicitario de un banco para comercializar unas perlas de imitación.

Folleto publicitario de un banco para comercializar unas perlas de imitación. Usa la palabra perla indiscriminadamente, sin mencionar que son de imitación.

A mí me parece muy bien que en una sociedad de consumo como la nuestra, se comercialicen otros productos parecidos a… ???, es otra alternativa (quiero entender que mas barata, si no no tiene razón de ser) que tiene el consumidor a la hora de elegir, pero lo que no me parece bien es que se utilice la palabra “Perla” indiscriminada y enfatizadamente cuando no lo es, y que no se explique de manera clara que lo que estoy vendiendo es una bola de concha de un molusco “no perlífero” recubierta por el hombre con una pintura, laca o barníz. Todo son palabras confusas que engañan al consumidor, “multiperlado” “concha natural” “procedencia de oriente”, “perla” etc. etc. en ningún momento veo “PERLA DE IMITACIÓN”.

Cuentas del collar de perlas de imitación de 8 mm de diámetro

Cuentas del collar de perlas de imitación de 8 mm de diámetro, en las que se aprecia el descascarillado de la pintura o barniz simplemente por el roce.

La normativa CIBJO para el comercio de Perlas, establece que:

  • Las perlas (naturales) son formaciones naturales secretadas accidentalmente y sin ayuda del ser humano, en el interior de los moluscos. Están compuestas por una sustancia orgánica (una escleroproteina llamada conquiolina) y carbonato cálcico (usualmente en la forma de aragonito) dispuesto en capas concéntricas siendo la más externa nacarada”.
  • Las perlas cultivadas son formaciones nacaradas secretadas en el interior de los moluscos productivos. Las capas externas de las perlas cultivadas están compuestas de capas concéntricas de sustancia orgánica (una escleroproteina llamada conquiolina) y carbonato cálcico (usualmente en forma de aragonito). La secreción de las capas de nácar es causada por el metabolismo de los moluscos vivos, la intervención del hombre es únicamente para iniciar la secreción. Esto es aplicable para todas las perlas cultivadas con un núcleo sólido y/o un implante orgánico”.
  • Las perlas de imitación son productos hechos por el hombre parcial o totalmente, imitan en apariencia , color y efecto a las perlas naturales y a las cultivadas sin poseer sus propiedades físicas o químicas, incluso usando sustancias naturales. Cualquier producto que parece una perla en apariencia es una imitación si sus capas externas no están totalmente compuestas de la formación natural secretada en el interior de los moluscos productivos”.

La normativa deja bien claro que cuando se expone a la venta en una tienda estos productos, tiene que aparecer anunciado y legible al público la denominación: Perla Cultivada, Perla Cultivada Compuesta o Perla de Imitación según la naturaleza de cada producto.
Por cierto, por si no lo saben y aunque ellos digan en su web “Las investigaciones realizadas en laboratorios gemológicos han resultado concluyentes: las perlas Majorica son remarcablemente similares en calidad a las buenas perlas cultivadas”, esto es absolutamente falso y deben saber que las Perlas Majorica también son PERLAS DE IMITACIÓN, no son perlas.

Collar de perlas de imitación blancas, esféricas, de 14 mm de diámetro

Collar de perlas de imitación blancas, esféricas, de 14 mm de diámetro.


Comentarios


No se pudo buscar




Suscríbete para recibir los artículos en tu correo



8 Comentarios

  1. Carles Báguena Ruiz
    febrero 3, 2014 10:11 am

    Por desgracia la publicidad engañosa sobre las “perlas” continua.
    Un claro ejemplo lo protagoniza MAJORICA. En las etiquetas de sus productos, en España, se puede leer PERLAS MAJORICAS, en cambio en las etiquetas de las piezas vendidas en EEUU pone MADE MAN PERLS MAJORICA.
    En la actualidad un claro ejemplo de fraude son los anuncios de la GALERIA DEL COLECCIONISTA, entre otros el de las “auténticas perla”
    Hasta que la AEJPR no presione al gobierno a promulgar una ley sobre la nomenclatura en joyería y gemología no se conseguirá nada. Pero dudo que lo haga cuando esta institución pasa olímpicamente de CIBO como puede observarse en su pagina WEB: http://www.iberjoya.es/joyapedia/pagina.php?id=20 desde utilizar el término “semiprecioso” a los continuos errores en la descripción de las diferentes gemas.
    Me pregunto para que sirven los casi 50 años de gemología en España.

    Carles Báguena

  2. Ana Karina
    febrero 3, 2014 10:12 am

    Buenos días,

    He leído con atención todo lo expuesto en este artículo, siendo que curiosamente en muchas ocasiones éstos productos se intentan vender de manera masiva a través de “regalos corporativos a cambio de algo” (imposiciones a plazos …etc). En mi humilde opinión tanta culpa tiene el proveedor como la propia entidad que lo pone en manos del particular. Cada uno es responsable de lo que vende o “regala” a cambio de algo (ese tipo de “regalos” es un ardid comercial para atraer al cliente y adquiera un producto determinado).

    Siempre he defendido aquello de “zapatero a tus zapatos”, y nunca he entendido como los bancos han estado metidos en todos estos tinglados que desconocen por completo. Uno de los productos que más se han comercializado a través de la banca han sido los denominados “DIAMANTES DE INVERSION”, que ni eran inversión ni nada de nada, al menos para quienes los adquirían. Incluso he visto a bancos poner FINANCIACION AL 0% Y RENTABILIDAD xxxx. Es evidente que esto va dirigido a un público con poca cultura que confía plenamente en su banco (a esta fecha ya no confía casi nadie). El problema es que el banco se desentiende en todo momento si con posterioridad lo prometido no es cierto, culpando a su proveedor, quien a su vez culpará a otro y así sucesivamente. Esto solo se puede calificar de estafa, pero al parecer nuestra legislación no lo contempla y cada uno campa a sus anchas. En vez de llamar a esto ILEGALIDAD, lo terminan llamado ALEGALIDAD. La diferencia es sutil pero clara, lo ILEGAL tiene pena, lo ALEGAL están en el limbo y parece que no saldrá de ahí. Pero claro, nadie desea poner el cascabel a determinadas entidades económicamente fuerte; véase las preferentes.

    Un saludo

    • Manuel Llopis
      febrero 3, 2014 4:10 pm

      Hola Ana
      Gracias por sus comentarios.
      Desgraciadamente tiene razón y esa alegalidad se terminaría, creo yo, si existiese un Colegio de Gemólogos, que todavía no hay, desde el que se regulara todo esto. Hablo de un Colegio de Gemólogos independiente, solo de gemólogos.
      Saludos
      Manuel Llopis

  3. Ana Miranda
    enero 26, 2016 2:47 am

    Hola, me gusto mucho la informacion, solo me gustaria saber ¿como saber diferenciarlas?, yo compre perlas (yo tengo entendido que se supone son de rio) para una pulsera. La verdad a mi me gusta decirle a la gente lo que le vendo, no me gusta cambiarles cosas o darles algo falso, me gustaria saber si si son de rio o tienen capas, pues en una vi como que se le callo la pintura pero le trate de raspar y no salio nada, en cambio abajo se ve como capas y una bola esferica, que seria el nucleo pero no se si esten pintadas o asi sean. Gracias, por cierto, soy de Mexico

  4. ivan
    junio 17, 2016 2:41 am

    buenas noches gracias por la información solo tengo una pregunta donde me pueden valorar una perla natural? salio en una almeja chocolata mide serca de 14 mm y pesa 2.2 gramos. tampoco no se donde venderla

  5. Ana Rosa Jaragua
    febrero 15, 2017 5:04 pm

    Hola. Muy interesante sus comentarios.
    Tengo un collar que el presidente Rómulo Betancourt, años 60 en Venezuela, le regaló a mi madre un collar de perlas naturales (no cultivadas) de la Isla Margarita.
    Me gustaría saber su precio. Tiene unas 30 perlas.
    Muchas gracias. Abrazos de oso
    Ana Rosa Jaragua

    • Manuel Llopis
      febrero 17, 2017 12:41 pm

      Hola Ana Rosa

      Gracias por su confianza en MLLOPIS. Lamentablemente no le puedo ayudar si no vemos el collar y le podemos hacer pruebas. Hay que observarlo con rayos X para comprobar que no tienen núcleo y certificar que son naturales, además para valorarlo necesitamos saber que forma tienen, que superficie, que lustre, que tamaño, que color y si todas son uniformes en cuanto a color, forma, lustre y tamaño.
      Puede ver un cuadro de calidades de perlas pinchando aqui.
      Saludos

Deja un comentario





 


Comparte en Twitter      


Sitio mantenido por Wordpress Seguro